martes, 9 de febrero de 2010

Sexo: Ponle sal a tu vida

El sexo mantiene vivas las relaciones. Es “la llama” de la que todo el mundo habla. El cariño, la confianza, la tranquilidad y otros conceptos son imprescindibles, no lo pongo en duda, pero para que una ensalada esté completa es necesario añadirle aceite, vinagre y sal. El sexo es la sal. Puedes echarle más o menos según tu tensión, pero un poquito siempre mejora el sabor.

Es posible que no se te den bien algunas materias de la relación, suspenderlas incluso, y cabe la opción de recuperar en septiembre. Pero si el sexo falla… habría que hacer muchos cuadernillos en verano para poder remendarlo y, aún así, sería comparable a cuando una persona de letras suspende las matemáticas: puede llegar a aprobarlas, pero nunca obtendrá un sobresaliente porque no las entiende, así es.

Habrá personas (por desgracia, principalmente mujeres) que digan que pueden vivir sin él. Me lo creo, pero a esas personas las animaría a añadir un poco de sal a sus vidas para comprobar que así ésta sabe mucho mejor. Hay que esforzarse en este campo tan placentero que es “cocinar”, no es cuestión ni de edad ni de género. ¿Cuántas veces oímos que es el mejor ejercicio que podemos hacer?

Dicen que la sal es mala para la tensión, pero a mí no me importa… tengo la tensión baja.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Yo no puedo vivir sin sexo, pero he querido mucho a cierta persona, aún le quiero y aguantado las ganas de follar porque necesitaba esa ensalada, porque tenía el vinagre, la lechuga, el tomate, lo tenía todo, faltaba la sal y mucho que me enervaba eso, pero...
    Es cierto que las relaciones sin sexo mueren. El sexo sin amor es universal y un estilo de vida moderno y el amor sin sexo.... sin embargo es más complicado y huele irónicamente a pervertido.

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?