martes, 16 de febrero de 2010

Vencer a Murphy

Dos de las Leyes de Murphy dicen:
-Cualquier cosa que pueda ir mal irá mal- y -Si una cosa puede ir mal, irá mal por triplicado-. ¡Y vaya! A veces qué razón tiene.
El otro día entré a una clase de spinning que da mi hermana y que mezcla con ejercicios de tonificación. Al bajarme de la bicicleta me di cuenta de que se me habían roto las mallas por la costura de la entrepierna y pensé -¡Qué mala suerte! Aunque menos mal que es spinning y la bici lo disimula…-. El caso es que la cosa se empezó a poner complicada con los ejercicios de tonificación: sentadillas con las piernas separadas y delante del espejo… ¡No sabía dónde meterme! Intenté disimular haciendo sentadillas con las piernas juntas, pero parecía una paleta… Seguidamente llegaron los ejercicios en colchoneta, los de –ponte a cuatro patas y sube la pierna en ángulo de 90º para hacer glúteo- y yo -¡Madre mía! Que se acabe ya la clase… - Y cuando pensé que la situación no podía ser peor (olvidándome de Murphy, ERROR) ¡¡¡caí en la cuenta de que encima llevaba tanga!!!
Para luchar un poco contra Murphy intenté reírme de la situación (en mi interior y, sobre todo, terminada la clase lo hice), pero al día siguiente renové rápidamente mi vestuario deportivo y entendí por qué la gente deportista se gasta 60€ en unas mallas de Nike. La verdad es que Murphy podría haber dedicado su esfuerzo a enunciar otro tipo de leyes, en vez de gastar su tiempo en estas que nos hacen vivir en tensión…

7 comentarios:

  1. La verdad, es que a veces parece que lo barato, sale caro...jaja
    Me reido mucho con tu "testimonio"jaja
    Me ha encantado "encontrarnos"jaja. Volveré.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Dios aprieta pero no ahoga... Y es que al final tendrás que sentirte agradecida porque en dichas sesiones de tonificación los asistentes varones sean pocos o ninguno. Si por algún acontecimiento desafortunado me viese obligado a mostrar mis encantos, preferiría que el público fuese de mi mismo sexo.
    En cualquier caso, ¿vamos a Decathlon? Yo sigo necesitando unas zapatillas.

    ResponderEliminar
  3. Jaja, el problema es que al ser una clase de spining y tonificación había tantos hombres como mujeres, o incluso más... una vez más Murphy hace de las suyas ¿o te olvidabas? ;)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Jeje Vaya, parece que a ti Dios te apretó bien fuerte. Hay que ir más a misa...

    ResponderEliminar
  5. Murphy es sexista, porque los asistentes varones seguro que disfrutaron mucho!

    ResponderEliminar
  6. Y todas las lesbianas señor X
    Que además si sigue igual que cuando le vi el culo por última vez esta chica tiene el culo estupendo..

    Yo no me gastaría 60€ en unas mallas... además la ropa de deporte es tan fea. A mi me cuesta horrores encontrar algo que sea: cómodo, sexy, de calidad, barato, que no parezca de bakala chungo y a ser posible que me atreva a llevarlo por la calle.

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?