sábado, 13 de marzo de 2010

Desde Londres

Al final me sobraban prendas de la maleta. Me he comprado tantas cosas que no sé dónde las voy a meter cuando vuelva. Algo se me ocurrirá...
¡Qué rápido se pasan los días cuando estás de vaciones! Estoy encantada en Londres. Me parece un pequeño New York europeo y más elegante. Todo me parece alucinante. Mi única pega: el frío. Y eso que estamos teniendo muy buena suerte. Ayer, por primera vez desde que estoy aquí, chispeó un poco, pero hacía mejor temperatura (¿sabíais que la lluvia regula la temperatura?) y, más tarde, salió el sol.
Otra cosa que me deja perpleja es que los ingleses deben estar hechos de otra pasta. Parecen no sentir el frío, en serio. La mayoría no van especialmente abrigados y eso no es nada. He visto a muchas chicas sin medias, con falda y sin medias. Con el frío que hace... he visto mangas cortas, trajes sin abrigo, cazadoras abiertas dejando ver desprotegidos escotes... ¡Qué suerte! ¡Yo también quiero! Pero me es imposible, a pesar de llevar dos camisetas, una chaqueta, bufanda, dos pares de medias, abrigo y guantes no logró salir de mi estado de congelación.
Ahora nos vamos a ver Notting Hill y su mercadillo. Me alegro de que sea el día que mejor tiempo hace. Hay sol y la temperatura no es glacial. He guardado mi mejor vestido para hoy (más dos pares de medias, chaqueta...jeje). ¡Ya contaré todas mis buenas impresiones a la vuelta!

P.D.: En la foto estoy en el metro de Camden Town. Qué lugar tan especial "Camden Market", el mercado más famoso del mundo. Los que lo conozcáis sabréis a qué me refiero... ¡Es una locura! y hay material para todos los gustos.

2 comentarios:

  1. Está claro que en este viaje no te vas a poner morena...

    ResponderEliminar
  2. ¡Desde luego que no! creo que he vuelto más blanca de lo que estaba... :)

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?