domingo, 21 de marzo de 2010

¡¡Sorpresa!!

El jueves por la noche, mi hermana me organizó una fiesta sorpresa. Me engañaron de tal modo que hasta me hicieron creer que me dirigía a mi casa porque yo quería, cuando realmente mi plan inicial era otro.

Entré por la puerta y noté que algo pasaba… mi familia cocinando cantidades industriales de comida (quizá algo menos, ya os he advertido lo de la exageración), la puerta del salón cerrada y la luz apagada, en mi habitación un abrigo y un bolso (de una amiga despistadilla, jaja). Aquí pasa algo raro...

Fui ansiosa al salón, encendí la luz y ¡SORPRESA! Me emocioné, estaban las personas que en el último tiempo me han rodeado (faltaron un par a los que, sobra de decir, eché de menos), un grupo de amigos pequeñito pero selecto cual bote de cristal de La Casa del Gourmet, tengo mucha suerte. Me sorprendió verles allí, me gusto de verdad, todos juntos, los de antes y los de ahora. Casi me caigo de culo de la ilusión. ¡Y encima más regalos! ¡Caramba! (exclamación de chica fina).

Les agradezco mucho a todos que estuviesen allí, fue una de las mejores celebraciones de cumpleaños que he tenido. Como se dice coloquialmente ¡me lo pasé pipa!

1 comentario:

  1. "...cual bote de cristal de La Casa del Gourmet..."
    Ni idea...

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?