viernes, 13 de agosto de 2010

Islas Cíes

Hoy, por fin, hemos conocido las islas Cíes ¿Por qué por fin? Porque resulta que para ir hay que coger los billetes del barco con antelación, porque hay un cupo de 2000 personas por día y ayer nos quedamos con las ganas. Los 20€ de la entrada resultan un poco caros, pero por disfrutar de ciertos paisajes merece la pena pagarlos y caminar los 3,5 km que te separan del faro desde donde se ven las islas al completo.

Dato curioso: hay cientos de gaviotas que no temen a nada y que andan al acecho para robarte cualquier cosa de comer. De hecho, nos hemos sentado en la terraza de uno de los dos únicos restaurantes que hay con nuestras bandejas para comer y, de repente, una gaviota asesina ha volado en picado y ha cazado con su pico el muslo de pollo de nuestra bandeja. Se le ha caído del pico salpicando el resto de comida y encima, no sé cómo, ha lanzado el tenedor a un hombre desde arriba que creía que había sido yo y su mujer ha empezado a chillarme como una maldita loca, como si fuese una afición muy guay ir tirándole a la gente tenedores desde las terrazas. Y encima, todo el mundo partiéndose de risa en vez de ayudar o dar fe de que había sido una gaviota la causante de semejante caos. Una situación surrealista.

Comparto una cuantas imágenes (por desgracia, no del 'momento gaviota')...

1 comentario:

  1. Yo estuve allí hace un año con mi querido Mr.Lo una semana acampados como salvajes (pero con tienda, sacos, camping gas, ropa especializada y los baños y las duchas a 30 metros) Y disfruté una barbaridad, fue tan novedoso para mi vivir eso en un sitio tan chulo. Cuando se van los visitantes a las 8, y solo queda la gente del camping, que también es muy limitada, si te alejas un poco parece que estas en una isla desierta...!! Ay que recuerdos más emocionantes. Hasta vi una serpiente. No parecía un chico de ciudad después de unos días, me fundí con el entorno. Quiero más!

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?