martes, 7 de septiembre de 2010

Miedo

Las personas, unas más y otras menos, tenemos miedo al dolor. Pero por desgracia, no sólo al dolor. Tenemos miedo a que nos decepcionen y a decepcionar. Miedo a no saber. Miedo a no ser aceptados. Miedo a que las personas a las que quieres te fallen o no sean lo que pensabas. Miedo a la soledad... ¡Y a tantas cosas más! Hasta los más valientes, a veces, son miedosos. No se libra nadie.

A veces, nuestros miedos son infundados. El problema de tener muchos miedos es que puedes llegar a vivir tan pendiente de ellos, tan centrado en ellos, que te olvidas de vivir lo demás. No queremos sufrir, pero a veces sufrimos de más sólo por el empeño que ponemos en no hacerlo.

Ayer, una persona compartió conmingo a través de un comentario en el post "Vocacional" un vídeo que me hizo pensar (os recomiendo que lo veáis). Una frase totalmente cierta que me llegó al alma fue:

"Si vives cada día como si fuese el último, puede que un día lo sea"

 Cierto.

1 comentario:

  1. Certificado. Algún día lo será pero mientras tanto...¡estamos vivas!

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?