sábado, 9 de octubre de 2010

¡Lluvia cae...!

Esta mañana de sábado, cuando he abierto los ojos y he visto llover, he sonreído. Parece que no debería ser así, pero hay días de lluvia que me encantan, sobretodo si lo que me espera es una tarde intensiva de comprobar datos en un programa informático... así que si yo no puedo salir a disfrutar de una tarde de sol en el centro de Madrid (un plan ideal para mí, por ejemplo) ¡no puede nadie! jaja.

Lo que sí es cierto es que cuando tengo que quedarme obligada en casa estudiando, o estar en el trabajo encerrada, prefiero estos días. La lluvia es preciosa, con ese color azul grisáceo en el cielo salpicado de algunas nubecitas blancas y esas gotitas que te calan hasta los huesos... es incómoda, pero para estar bajo techo y calentito... tiene mucho encanto ¡Y es romántica! Solo hay que ver el final de Desayuno con diamantes, con ese beso mientras diluvia, o Sweet home Alabama, reconciliados bajo una gran tormenta...

Además... Después de la tormenta siempre llega la calma ¿no?

Os deseo un feliz fin de semana (o puente, a los más afortunados).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué opinas?