jueves, 4 de noviembre de 2010

Gazapo

Dicen que una de las muestras más importantes de la inteligencia humana es saber reconocer nuestros errores, así que me lanzo a la piscina y dejo mi culo al aire, entono mi más sincero 'mea culpa' y acepto, incluso, unas horas de prisión si es necesario... jajaja.

Hay una cosa, sobre todas las cosas del mundo, que me interesa especialmente, y es hacer un buen uso de nuestro lenguaje, sin faltas de ortografía a la hora de escribir y con buena expresión oral. Me parece fundamental, y más para una persona que presume de ser amante del arte de escribir. Peeeeeeeeeeeeeero... nadie es perfecto señoras y caballeros, todos nos equivocamos... así que hoy he cometido el gazapo más grave de toda mi vida y me avergüenzo enormemente. Perdón, perdón, perdón de antemano.

Resulta que ayer por la tarde-noche, recibí unas noticias de trabajo que me cabrearon bastante... le empecé a dar mil vueltas a la cabeza y decidí, con toda mi mala leche, ir a hablar con mi jefe (el súper jefe de todos). Total, que esta mañana, con cierto enfado aún en el cuerpo, me he dirigido a cumplir mi cometido de quejarme por el mal ambiente que se está generando y que hace que no esté tan feliz como antes en mi trabajo. Como iba corriendo de un lado a otro, he entrado sofocada en el despacho y he narrado la situación que me incumbe. Como lo que estaba diciendo no era del todo agradable (a pesar de la buena disposición de mi superior ante la comunicación) y estaba un poco acelerada he dicho (y ahí va el gazapo): <<... vacaciones *cubridas... ¡uy! perdón, cubiertas...>> ¡Ay madre! ¡Qué vergüenza! Vale que a todos se nos puede ir la pinza... pero justo en ese contexto no... Tendré que escribir mil veces en un cuaderno: <<El participio del verbo cubrir es cubierto>>, como cuando estábamos en el cole.

¿Verdad que merezco unos azotes?

Bueno, bueno... pero sólo hay una persona autorizada a dáaaaaaaarmelos... ya sabéis... :-p

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hasta lo mejores literatos cometen faltas. No te castigues tanto.
    Desde luego es genial tu interés por escribir bien.Esta es una de las mayores muestras de tu inteligencia y buen gusto.
    Que cunda el ejemplo y gracias por ese tu esfuerzo para con tus lectores.

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?