jueves, 23 de diciembre de 2010

¡Por fin libre!

Me siento como si llevase un mes encerrada en una cárcel y acabase de salir, totalmente libre. Parece que el tiempo pasa mucho más despacio cuando estás haciendo cosas que no te apetecen (en mi caso, estudiar), pero es cierto que al final todo llega y se pasa.

Para celebrarlo, anoche fuimos a cenar a un restaurante que recomiendo sinceramente (.http://www.cadenalateral.es/). Se llama 'Lateral' y hay varios en Madrid, todos en zonas clave de la capital (nosotras fuimos al de la Plaza de Santa Ana). Es un sitio pequeñito, minimalista pero acogedor, que te recibe bajo la tenue luz de las velas en ambiente muy chic. Los platos parecen escasos, pero para mi gusto perfectos. Pedimos para compartir una ensalada de espinacas con pollo, manzana, apio, zanahoria, y cebolla y otra de queso de cabra, berenjena, tomate, cebolla y aliño, muy muy buenas ambas. Un brocheta de verduras deliciosa, en su punto exacto. Una ración de patatas con salsa picante (muy ligeras) y una patata rellena de jamón parmesano y huevo de codorniz.  Un par de pinchos de solomillo con brie y solomillo con foie de pato. Y de postre... mmmmmmmm... tarta de queso casera y unos crepes de dulce de leche para los que no tengo palabras (y yo no soy mucho de dulce). Me quedé llenísima... menos mal que fuimos dando un paseo desde Atocha.

Y hoy otra vez cena, pero paga el jefe. Esta vez en el restaurante 'El Nido', que es otra delicia. así que bueno, ya estoy escuchando a mi hermana (que también es compañera mía de trabajo) decirme que ya son las 21.00 y que tengo que ducharme, vestirme, peinarme, etc., etc. Y tiene toda la razón. Soy un desastre y tardo mil horas en arreglarme.

Mañana contaré qué tal ha estado la cena...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué opinas?