jueves, 20 de enero de 2011

Año nuevo ¿vida nueva?

Es una frase muy frecuente, aunque absurda. Ya sólo por pasar de un día a otro (como hacemos los 364 días restantes del año) parece que estamos destinados a encontrar un baúl lleno de novedades. Lo odio.

El año 2010 ha sido uno de los años más felices de mi vida en varios aspectos. Lo he tenido todo, hasta un punto en el que, por momentos, me llegaba a plantear si no estaría aprovechándome demasiado de la suerte, por si se me agotaba. Pero habría firmado porque el 2011 fuese igual. No mejor, sólo igual.

Por desgracia, nuestras vidas no dependen sólo de nosotros mismos y nuestras ganas. Tampoco de que seamos buenos o malos. Todo influye, y un pequeño hecho puede dar un vuelco a tu existencia en menos de un minuto. Y te miras al espejo y te preguntas si eres la misma persona del día anterior, y te tocas tu cuerpo y crees que te falta algo, y miras en tu interior y, por más que buscas, no eres capaz de encontrar esa gran felicidad que sentías hace escasos días. ¿Dónde se ha quedado? ¿En el 2010?

1 comentario:

  1. Cómo bien dices la vida no cambia sólo porque lo diga el calendario, aunque hay factores que pueden alterarte de un día para otro.

    Espero que encuentres eso que sientes que te falta y lo rescates del 2010 para llevarlo durante todos los años.

    En mi caso si que he cambiado de vida con el año nuevo. Hoy ha sido mi primer día de clase en una escuela de diseño, a pesar de empezar en el 2º trimestres, ha sido mi propósito de año nuevo y ahí voy, rumbo a una nueva vida a 3 años vista.

    Beso.

    http://lapuntadelzapato.blogspot.com/

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?