martes, 25 de enero de 2011

¿Cabeza? ¿Corazón?

Cuando lo que te dicta el corazón está reñido con lo que sabes que te conviene, tienes un problema ¿Y qué haces? Para sentirte mejor necesitas escuchar y seguir a tu corazón, eso reconforta. Pero a la larga eso puede convertirse en un problema peor, por lo que ¿es mejor guiarse por la cabeza?

Cuando venimos al mundo nadie nos da un manual para sobrevivir. Tenemos un cuaderno en blanco que vamos llenando con cachos de experiencias propias, pero nunca tenemos la plena certeza de estar haciendo lo correcto. Solo el tiempo aclara las dudas (pero sin carácter retroactivo). Ni siquiera cuando afrontamos situaciones nuevas o difíciles se nos ofrece un tomo de consejos para vivir.

El caso es tomar una decisión: Seguir haciendo un papel que no sientes, pero el que dicta más o menos la poca razón que nos queda bajo presión, o arriesgarte a actuar como te apetece en cada momento, ser tú mismo, darlo todo y, quizás, afrontar las consecuencias y buscar un hombro sobre el que llorar después.

¿Qué es mejor: cabeza o corazón?

3 comentarios:

  1. La imagen que has puesto para ilustrar tu reflexión explica muy bien mi opinión. En todos los casos el equilibrio es la mejor opción. Incluso para lanzarse al vacío sin red, una está más tranquilo cuando ha saltado usando la cabeza para sopesar que no hay red y que es un riesgo.
    Pero es el corazón el que nos da el empujón y la razón ciega para hacerlo.

    Creo que la gente con una actitud lo suficientemente madura y aventurera, la gente que de verdad le merece la pena vivir, tiene ambas partes bien desarrolladas.

    Para mí es mejor tener ambas partes bien ejercitadas por la experiencia. Igual que un día hago brazos, pecho y espalda y otro piernas y culo.

    ResponderEliminar
  2. Primita, eres una monada super sentimental...y con la cabeza muy bien amueblada.
    Anyway, no siempre tendremos la certeza de estar acertando...eso es mucho pedir (si acaso estas personas monolíticas que siempre tienen razón) sólo nos ponemos del lado más razonable y más próximo a nuestros intereses...es algo parecido a la sensatez.
    Eso que llaman verdad (de la buena) suele escurrirse entre los dedos y lo más que hacemos en buscarla con buena voluntad!!!! no te pidas más!!! que encima de lista y apasionada tienes que estar guapa y eso es mucho lio!!!!

    ResponderEliminar
  3. Depende del momento y las circunstancias, a veces hay que sopesarlo todo, y otras mejor dejarse llevar, que el corazón actué.
    Saludos

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?