domingo, 6 de febrero de 2011

Cogito ergo sum

Hay escritores, artistas, creadores, etc. que creen que el dolor es inspirador. No estoy de acuerdo. Al menos no es así en mi caso. La felicidad y el amor me inspiran, sin ellos mi imaginación se esfuma como las ideas del que padece alzhéimer. Pasan por mi cabeza pensamientos que quiero comentar, pero no me da tiempo a agarrarlos y unirlos para poder construir 'algo': son huracanes de pensamientos.

Durante estos días de ausencia he pensado mucho. Me doy cuenta de que es algo frecuente en el género femenino pensar mucho las cosas (tampoco es que lo haya descubierto ahora). Nosotras pensamos, analizamos, buscamos porqué y porqué no, causas, consecuencias... tanto pensar no nos beneficia. Si Descartes defendía la máxima 'Pienso luego existo', yo debo existir mucho mucho.

Igualmente, debo reconocer que en estas escasas dos semanas, cuando han llegado a mi vida cambios inesperados y nada bienvenidos, me he dado cuenta de que he madurado un poco. Me ha sorprendido mi reacción ante el dolor. Con el tiempo he debido hacer costra sin darme cuenta, ya no siento como sentía antes, con esa vulnerabilidad e inocencia. Las experiencias non-gratas nos endurecen, nos ayudan a ver la vida desde otra perspectiva. También nos ayudan a querernos más a nosotros mismos, a cuidarnos y mimarnos, porque al final somos lo que tenemos.

Por primera vez en mi vida soy capaz de desconectar cuando mi cabeza me supera o me hace daño. Simplemente cojo el mando y cambio de canal. Qué satisfacción me produce hacer eso.

1 comentario:

  1. Por suerte o por desgracia, se aprende a no sufrir, a dar menos importancia a las cosas para que éstas no te hagan daño. Es bueno, seguro, pero tampoco creo que sea lo mejor porque endurecer el corazón debe provocar que nos perdamos muchas cosas.

    Reflexiones aparte, que quizás no vengan al caso, te envío todo mi ánimo por si en algo puede ayudar. Espero de veras que los cambios "inesperados y nada bienvenidos" sean superables.

    Y si una palabra te ayuda, pídela. Entro poco por aquí, pero intentaré recordar que debo hacer una visita para ver si todo mejora.

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?