martes, 5 de abril de 2011

¿Es íntimo el sexo?

La gente no termina de entender mi teoría sobre que tener sexo, es menos íntimo que hacer cosas como ir al cine, cenar o dar una vuelta. A ver cómo lo explico...

Cuando tienes relaciones sexuales con alguien (ya sea conocido o no), tienes [casi] siempre algo en común, compartes un mismo objetivo: sentir placer. Es decir, por lo general, ambas personas esperan más o menos lo mismo, aunque alomejor lo quieran obtener por diferentes caminos (que pueden ser compatibles y satisfactorios o no serlo, lo que se traduciría en un desastre).

Quizá, el verdadero motivo por el que la gente cree que tener sexo es algo muy íntimo (sin contar, una vez más, por supuesto, a los sectores más tradicionales/conservadores con unos planteamientos morales distintos) es por la 'desnudez'. Existe una especie de vergüenza generalizada, basada en unos valores culturales y sociales (en los que no puedo entrar, aunque dan para mucho), además de estar mezclada con elevadas dosis de 'complejos'. Pero realmente, para acostarte con una persona, no tienes que tener nada en común. De hecho, ni siquiera tiene por qué caerte bien. Sólo basta con que sientas atracción sexual. Durante el tiempo que se extienda esa relación sexual (o 'esas' si tienes suerte), las mentes van a estar 'al lío'. Por supuesto, el resultado no va a ser siempre como en las películas... puedes salir con una sonrisa de oreja a oreja o con ganas de hacer 'voto de castidad'. Mi amigo hippie (que es tremendamente inteligente y analítico) tiene una, cuanto menos, interesante teoría: mantener relaciones sexuales sólo es una forma diferente de relacionarse socialmente (como hablar), pero nos cuesta entenderlo así porque nos han educado con los valores occidentales/católicos (pero claro, es hippie).

Sin embargo, para pasar unas cuantas horas con alguien, tienes que compartir ciertos gustos e intereses o tener, al menos, la capacidad de 'debatir' sobre las diferencias que, sin remedio, van a surgir en las conversaciones. Yendo más allá, podría hasta decir que tenemos que compartir ciertos valores que nos permitan encajar un poco y, siendo más exigentes, hasta cierto nivel cultural (para no sentirte por encima del otro). A veces ocurre que quedamos con una persona y no la podemos soportar, o incluso pensamos 'éste es tonto' y estamos deseando salir por patas. Entonces, no podemos estar agusto con cualquiera... pueden darse los temidos 'silencios incómodos', podemos estar a diferentes niveles o no encajar o tener personalidades que chocan demasiado.

Pero puedes tener sexo y tener un gran feeling físico (y disfrutar de forma salvaje) y después terminar y no tener nada en común con esa persona ni especiales ganas de tenerlo (esto ya en el extremo más negativo).

5 comentarios:

  1. Debo ser tradicional/conservadora porque para mí el sexo sí es íntimo, y lo es, porque mi intimidad de mujer no la comparto con todas las personas con las que como, voy al cine, de compras...
    ¿Cómo se puede sentir atracción sexual por alguien que no te cae bien?
    Mi comentario se alargaría demasiado, porque tu entrada me ha hecho pensar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Lo cierto es que no sabría decir por qué una persona con la que no tienes nada en común puede atraerte sexualmente... pero al menos a mí me ocurre.

    Quizás porque entiendo el sexo como algo físico principalmente, a lo que se unen fuertes sentimientos en casos particulares (cuando compartes tu vida con una pareja o estás enamorado).

    Siempre hay dos perspectivas para entender el sexo: una es la física (más relacionada con nuestra parte animal) y otra la sentimental (relacionada con el hecho de que somos seres racionales). Ambas igualmente válidas.

    La corriente del Psicoanálisis, entiende todo comportamiento desde y para el placer sexual. Quizás debería seguir mis investigaciones basándome en esas teorías...

    Muchas gracias por tu aportación, por supuesto a mí también me da qué pensar, y eso es lo que más me gusta de compartir mis ideas... que siempre recibes giros inesperados que te enseñan muchas cosas.

    ResponderEliminar
  3. Pues añado otra cuestión para pensar (al menos a mí esa frase siempre me ha hecho pensar): ¿Y por qué dicen que "a las mujeres no os atraen las buenas personas"?

    Si la atracción sexual es independiente de la atracción sentimental o intelectual (como prefiramos llamarla), ¿por qué esa frase?

    Durante un largo tiempo, allá por la adolescencia y post-adolescencia, fui para muchas chicas algo así como "el chico agradable" de mi pandilla, la persona en quien confiar y en la que encontrar un hombro para llorar. Era una posición que no me importaba mantener en el 95% de las ocasiones, pero que otras veces, cuando a mí esa chica sí me importaba más allá de la amistad o, como tú dices, me atraía sexualmente, me resultaba insoportable.

    Hay personas que para el sexo contrario casi siempre son héroes o heroínas mientras que otras no pasan de ser chicos o chicas agradables. Es como si "conectar mentalmente" con la otra persona fuese incompatible con "conectar sexualmente".

    No sé, quizás yo también he pensado demasiado.

    Por cierto, que cierto es eso de que hay personas con las que te apetece "salir por patas".

    ResponderEliminar
  4. Creo que una vez más podría relacionarlo con nuestro instinto animal. Un hombre seguro de sí mismo, con una actitud un tanto "dura" (no con na actitud de "capullo" como se suele decir) y que no dé la sensación de que está detrás de ti, supone un reto (al igual que muchos hombres dicen lo mismo respecto a una mujer). Se podría decir que el mismo tira-y-afloja forma parte del juego de la seducción sexual. En general, inconscientemente, no nos gusta tenerlo muy fácil, la dificultad nos excita más (EN GENERAL).

    Pero por otro lado, tengo que decir que "la conexión mental/espiriual" no está reñida para nada con la "conexión sexual". La única diferencia es que en estos casos, cuando se dan ambas, la persona suele convertirse en el "amor de tu vida" (al menos de una parte de tu vida).

    Y además, en el caso de que conectes mentalmente y sexualmente, ésta última (conexión sexual) suele ser brutal, mucho más exagerada que si lo único que sientes es el instinto animal llamando a tu puerta.

    ResponderEliminar
  5. ¿Y como es que te ha dado por este tema? ¿es autobiográfico?

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?