martes, 21 de junio de 2011

¿En qué piensan las mujeres?

Anoche estuve cenando en casa de una amiga con otras cinco amigas suyas. Era una reunión para hacer, como llamamos dentro del gremio [femenino], 'terapia de grupo'. Es terrible ver cómo somos las mujeres, en general. Cada una lleva consigo su historia de sufrimientos a cuestas. Pero es que parece que lo buscamos, perseguimos las historias más complicadas y nos fijamos en el tío 'prometo-buenas-sesiones-de-lágrimas' -¡Ése, ése para mí! ¡Que no se escape!-.

Y no existen entre nosotras los escarmientos. No, no. Buscamos la piedra para tropezar otra vez. Después de salir de una historia, digamos, jodidilla, vas y te fijas en ése que te dice 'mira, es que yo en este momento de mi vida no busco tener nada serio con nadie' -¡Ah! ¡Pues para mí entonces!- y luego estamos las amigas que decimos -buah tía, pero mira, Fulanito me decía eso y mira ahora- o las que más sensatamente dicen -Ufff, si ya empieza poniendo una barrera... pero bueno tía, nunca se sabe-. También puedes fijarte en ese que tiene novia o en el que acaba de dejarlo, pero no lo ha superado... cualquier complicación suma un punto a su atractivo... ¡Y luego nos lamentamos! (juntas, claro).

Pero es que no nos entendemos ni nosotras. Cada una tiene su versión, su trozo de historia, su consejo que dar en base a la propia experiencia. Y nunca se puede generalizar, porque hay más casos que días en el calendario (y que hombres en el mundo). Eso sí, en ciertos aspectos solemos coincidir: 'Sé tú misma', 'Ese tío es un capullo', 'Piensa en ti ¿quién lo va a hacer si no?', 'haz lo que te apetezca', etc., etc.

Pero ¿por qué? ¿por qué nos complicamos tanto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué opinas?