domingo, 10 de julio de 2011

El sexo oral no cuenta

En las últimas semanas he escuchado de boca de amigos una serie de experiencias muy contradictorias. Y me resulta especialmente curioso, ya que tampoco es la primera vez que oigo cosas como lo que voy a contar desde que 'el sexo' está entre mis temas de conversación (osea desde... a ver... ¿18? ¿16? ¿15? Sí, más bien 15).

Resulta que hay personas que no deben considerar sexo al sexo oral. Ya, ya, la gran mayoría pensará que qué gilipollez es ésta (yo lo he dicho en cada ocasión). Pero los hechos así lo demuestran:

Caso 1: Hace un tiempo una amiga se enteró de que su novio le había sido infiel. Lo cierto es que ella se lo fue primero a él (sólo fueron un par de besos y no es porque sea mi amiga) y no habían vuelto a estar bien, la desconfianza flotaba en el aire. Pero un día ella le notó especialmente raro y aunque, en un principio, se mostró reticente, terminó confesando ¿Y qué confesó? -Mira, estaba borracho y ella me entró y yo no quería, pero subió conmigo a casa y bueno... tranquila, no lo hicimos- A lo que ella responde incrédula: -¿Pero cómo que no lo hicisteis? ¿y qué hacía en tu casa?- Y su explicación: -Pues bueno, a ver... sólo me la chupó-. Supongo que no es necesario que cuente lo demás, pero ¡qué coño se creía este tío que iba a pasar! -Ahhhh bueno, si sólo te la chupó...-. Aluciné en colores con esta historia.

Caso 2: Más de lo mismo, pero al revés. Esto no lo sé de primera mano, me lo han contado. Un día llega al vestuario del equipo de fútbol (por lo visto este lugar es un patio de marujas, para que luego digan de nosotras) el pobre desgraciado y cuenta que su novia le ha puesto los cuernos. Bueno no, en teoría, según el punto de vista de ella, no se los ha puesto: -¡Pero si no nos acostamos, sólo se la chupé!-. ¡Madre mía! ¿Pero estamos locos o qué? Y encima tuvo que aguantar el regodeo de los compañeros de equipo... a veces los tíos pueden llegar a ser muy capullos.

Caso 3: Tengo un amigo al que le gustaba una chica. Ella era un poco... tímida (sexualmente), pero después de cuatro citas con cena, copa y agradable conversación, accedió a subir a su casa. Todo parecía ir sobre ruedas. Sin embargo, después de tres horas de calentamiento (tres horas de reloj, según él), con los dos desnudos entre las sábanas, y después de haber practicado sexo oral mutuamente, ella dijo que no podía hacerlo aún, que era demasiado pronto. Y yo no daba crédito (imaginaos él)... osea que, hablando mal, si te la metes en la boca no cuenta como sexo, eso se puede obviar. Pero si ya hay penetración vaginal vas al infierno... no entiendo nada.

Caso 4: Tengo otro amigo que lleva con una chica tres meses (y ambos superan los 30 y no son vírgenes). Tuvieron un comienzo muy romántico: se besaban, paseaban de la mano, hablaban durante horas, buscaban encuentros furtivos, se escribían cartas y mensajes amorosos... Después de más de un mes empezaron los tocamientos en el coche (sí, quizás no es el lugar más cómodo del mundo, pero sobre eso puedo escribir otro post) y los dos disfrutaban mucho. Mi amigo es muy respetuoso, así que dejaba que fuese ella la que marcase los tiempos (y lo sigue haciendo). Al principio sólo tenían sexo oral (bueno, y al final también), pero después de dos meses más, yo le preguntaba con curiosidad si había algún motivo por el cual no iban más allá. Y es que parece que ella quiere asegurarse de que él no va sólo a lo que va... ¡¿Pero no es suficiente aguantar más de tres meses sin correrte (con perdón) para demostrar que no buscas sólo eso?! Dudo que alguien que sólo busca sexo aguante tanto. Pero es que además me pregunto una vez más... ¿es que chuparla no cuenta como sexo?

A veces este mundo es de locos.

1 comentario:

  1. Aquí un video que me ha recordado a tu post

    http://www.youtube.com/watch?v=rlaWaBjqkxI&feature=player_profilepage

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?