lunes, 26 de marzo de 2012

Recomiendo: The Hole

"Hay que estar en el agujero... para salir del agujero"

Hacía mucho tiempo que no disfrutaba tantísimo de un espectáculo (para ser sincera, no he visto nada igual en mis 25 años de vida). Ni siquiera con Zarkana, del Cirque du Soleil, que vi en navidad, y mira que me gustó.

The Hole es una mezcla entre lo excitante del cabaret, lo provocador del burlesque, lo impactante de una actividad circense, lo hilarante de una comedia y el ritmo de un musical. Vamos, que lo tiene todo. El resultado es sexualidad, sensualidad y diversión no apta para paladares que se achanten ante el pecado.

Cuerpos femeninos que quitan el hipo con sus pechos turgentes y sus siluetas voluptuosas y duras (Vinila Von Bismarck es INCREÍBLE, con sus curvas sexis, su piel de porcelana, sus movimientos y una voz que hasta Jessica Rabbit envidiaría); y cuerpos masculinos que... bueno, que querrías que te lo quitasen todo: abdominales que parecen las armaduras de Gladiator, espaldas en las que se puede estudiar anatomía, unos glúteos en los que podrías partir nueces y, en concreto, una buena verga que vuela ante tus ojos en una acrobacia dejándote con la boca abierta (porque en boca cerrada no entran... "moscas"... por eso mejor abierta).

Tangas, ligas, medias, pezoneras, fracs que dejan ver los culos de cuatro divertidos personajes que ponen los pelos de punta con sus voces a capella... The Hole es un placer visual, con una sencilla, pero llamativa puesta en escena aliñada con un magnífico juego de luces que te hacen sentir parte de un club privado parisino de los años 20 (e ilegal por rozar el escándalo sexual). Es también un placer para el oído, con una selección musical brutal, llena de ritmo. Y, por supuesto, el plato fuerte (si es que puede ser más fuerte) lo trae el circo: acróbatas que parecen volar, gimnastas de goma y patinadores que superan todos los límites de la seguridad, te mantienen en tensión durante las dos horas que dura el show.


Y qué decir del maestro de ceremonias (Paco León, Álex O'Dogherty, que actuaba cuando fui yo, o Eduardo Casanova) que guía y une toda la trama contando su relación con una rata (rata real y de tamaño considerable) entre generosas dosis de humor canalla, ironía política y provocación constante... la viva imagen de lo políticamente incorrecto, sin pelos en la lengua. No te deja perder la atención ni un segundo.

Si tengo que poner una nota sobre 10, le pongo un 11. Y si alguien se pregunta si el espectáculo puede excitarte en algún momento diría, sin lugar a dudas, que sí, en muchos momentos. Sobre todo si eres fan del descaro y la osadía ¡Yuju!

8 comentarios:

  1. Recomendable 100% por 100% no? Por cuanto andan los precios?

    ResponderEliminar
  2. Pues Diana, ahora mismo puedes ver en la página que están haciendo unos descuentos estupendos para los meses de abril y mayo. No te lo pierdas porque de verdad merece la pena. Mira aquí los precios:
    http://theholeshow.com/web/es/entradas

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Dora! A ver si me pilla bien de horarios, ya te contaré!

    ResponderEliminar
  4. Te recomiendo "diario de una ninfómana" es una historia bastante bonita, quizás ya la hayas visto ;)

    ResponderEliminar
  5. Me leí el libro hace tiempo... y no creas que me gustó mucho. Es duro. Pero la peli no la he visto, me la apunto.

    ResponderEliminar
  6. Suscribo lo dicho por Dora. Es un espectáculo magnífico que sube el listón de lo mostrado hasta ahora en España, donde todo lo que es teatro musical se ha tratado con bastante pobreza en comparación con los maestros del género(ingleses y norteamericanos).

    Tiene todo el aroma y la magia del Cabaret - Burlesque.
    Quizás repita un día de estos.

    Y otra obrita muy diferente pero también de 10: Relatos eróticos en el Teatro Arlequín (Obra y actriz, Victoria Siedlecki, soberbias)

    ResponderEliminar
  7. por favor alguien me puede decir como se llama el grupo a capella que actuó el día 09.06 es genial.

    ResponderEliminar
  8. No sé si son siempre los mismos o no. Pero son magníficos sin duda. Por desgracia, no sé su nombre. Lo siento.

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?