viernes, 26 de abril de 2013

Dame pan y dime guarra

Hay una cosa que no soporto en la cama. El silencio. El silencio es para estudiar, pensar y descansar. Pero no para follar. Estar callado mientras tienes sexo es como quedar con una amiga para tomar un café y jugar a "silencio en la sala que el burro va a hablar...". Es absurdo. Si estoy follando con alguien y no le escucho, es como follar conmigo misma (hasta cuando me masturbo oigo mi respiración agitarse). Soy un poco charlatana entre las sábanas y hablar sola nunca me ha convencido.

Una de las cosas de las que más se quejan mis amigas y amigos después de echar un polvo es del silencio. "Es que estaba callado/a todo el rato...", "no sabía si estaba disfrutando o no...", "no sé si llegó a correrse", "no sé si le estaba haciendo daño". ¿Cómo es posible estar follando y no saber si la cosa va bien o mal? ¿Te acuestas con Mudito? La comunicación en el sexo, como en todo, es fundamental. Me pregunto por qué no recurriremos a ella más a menudo.

En la cama me gusta que me susurren al oído, giman... Pero sobre todo que me digan guarradas. ¿Eso me convierte en una guarra? Pues lo soy a mucha honra, dejémonos de tonterías. Nunca he entendido que se use "guarra/o" como adjetivo para ofender. Deberían existir más guarras/os. Sonreiríamos más. De hecho, me excita que me lo llamen en la cama. Cuando estoy disfrutando mucho del sexo, sólo puedo pensar: "animal", "guarro", "salvaje"... y ese tipo de halagos ¡Ay! Si estoy follando y, de repente, mi partenaire me llama guarra o, mejor, me lo susurra... ¡me vuelvo loca!

Me gustan las personas expresivas en la cama. Uno no tiene un libro de instrucciones cuando se acuesta con alguien, por eso la mejor manera de saber qué le gusta al otro es indicarlo. Y qué mejor que una clase práctica para aprender ¿no? Porque el sexo es cosa de dos (o de tres, cuatro...). Y follar en silencio es como follar solo. Que está fenomenal, pero a veces apetece compañía. Eso sí, ojo, sin pasarse, que una vez estuve con un tío que gritaba como las actrices porno (y ya sabéis que los gritos de las pelis porno son los padres ¿no?).

¿Qué pensáis? ¿Alguna vez habéis echado de menos un poco de expresión en vuestras relaciones sexuales? ¿Os gustan las guarradas? Reconozco que si no me dicen alguna, me quedo con hambre. A veces me han dado ganas de decir: "¿Hola? ¿Hay alguien en la cama?". ¿Soy la única?


53 comentarios:

  1. Coincido al 100% contigo. Los tíos no suelen ser muy expresivos, con lo que a mi me gusta escucharles...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo en la comunicación, y más con tu chico. Si echas de menos escucharle un poco ¿por qué no se lo planteas?

      Eliminar
  2. Yo soy bastante escandalosa, en cambio mi novio no. Y estoy segura de que le gusta, lo disfruta, pero no hay manera de que haga más ruido. Yo me quedo con ganas de oírle, pero tampoco voy a obligarle... En fin, ¡a joderse!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja... Jolín, no pierdas la esperanza :-)

      Eliminar
  3. Que decirte de tu relato...me encanta,pero tambien decirte que como tenga un super orgasmo bramo como un toro en celo y no es que finja es que no se como soltar tanto placer y lo hago desfogandome gritando(No os penseis que es como el grito de tarzan es algo mas moderado,jajajaja ),eso algunas pibas las descoloca,pero a mi me da igual....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues perfecto. La verdad es que lo mejor es que, mientras nos expresemos de algún modo, que cada uno lo haga como quiera.me gustan los chicos expresivos :-)

      Eliminar
    2. :) Gracias por contestar :)

      Eliminar
  4. A mi me encanta llevar a mi pareja contra una pared, apretarla, empujarla contra la pared, moverme contra ella y que mi polla se vaya endureciendo hasta casi parecer que revienta el pantalón y cuando ella se aprieta fuertemente contra mí y la tomo por su culete, elevándola y presionando fuertemente contra la pared oigo su respiración y sus gemidos mientras le digo cosas como "te voy a perforar" "quiero estar dentro de tí" "quiero penetrarte, follarte y sentir la humedad de ti de tu cuerpo que se corre, que revienta de placer". Es acojonante el sentirse uno dentro el otro, bueno, vale, me he puesto muy caliente hasta de lo que escribo.
    Angel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jope Ángel, estás a tope. Jeje. Qué calor.

      Eliminar
    2. Me ha encantado. Me voy a casa queriendo exactamente lo mismo jejeje

      Eliminar
  5. beatriz cuando te mandan callar, quizas si se habla no se concentran

    ResponderEliminar
  6. me acuso yo tambien de ser un guarro y me encanta serlo.El sexo es comunicación y como tal necesito tener interlocución con mi amante,y decirnos de todo menos guapos mientras follamos.Me excita muchísimo,me transmite pasión y morbo "piropearnos guarramente" durante la follada.Ya vendrá el post-polvo para acurrucarnos y mostrarnos tiernos y cariñosos,jaja.Eso si...prefiero una amante algo callada a una que finja o exagere,la guarrería debe salir de dentro y sentirla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, me ha encantado eso de "la guarrería debe salir de dentro y sentirla".
      A mí depende del momento; si es sexo salvaje me gusta que me digan cosas y sobre todo gemir y oír gemir. Pero si se trata de hacer el amor esas cosas no proceden, y vienen más a cuento las palabras tiernas y el ¿te está gustando? ¿sigo así? Pero eso: hay que sentirlo.
      Tuve un amante muy bien dotado y que de hecho me sigue rondando pero tengo un problema con él: solía decir "oh sí qué placer" o "cómeme un poquito más". El problema no eran las frases, sino la boquita de piñón que ponía y el tono tontorrón de niño caprichoso que empleaba, que hacía que mi lívido se bajara a los pies. Y no se lo montaba mal, pero no podía con ello, y nunca he tenido el valor para decirle "¿por qué no te callas?". Me he planteado si acaso ponerle una almohada en la cara...
      Un saludo de otra "guarra" a mucha honra.

      Eliminar
    2. Chapó concupiscente, follar como salvajes y luego acurrucarte y ponerte tierno es la combinación perfecta. De acuerdo con todo lo que dices :-)

      Eliminar
    3. Rita, JAJA. Me pirra tu final, no me he podido reír más con lo de la almohada en la cara. Jajaja.

      Eliminar
    4. Llevas razón Rita,se me había olvidado mencionar que algunas veces tambien apetece hacer el amor tiernamente,aunque reconozco que en mi caso son las menos,jaja.

      Eliminar
    5. En mi caso también son las menos. También puedes hacer el amor salvajemente, ¿por qué no va a ser eso amor? Pero entiendo lo que decís y, alguna que otra vez, apetece hacerlo "tiernamente".

      Eliminar
  7. Yo solo digo que follar en silencio no es follar solo porque las caricias, los besos, los movimientos pueden ser suficiente. Si no te gusta que la otra persona esté en silencio, se lo dices y arreglado... si es que lo queréis arreglar.

    Otra cosa es que te acuestes con gente que apenas conoces. Entonces, no me sorprende que tengas esa sensación. Pero no es por el silencio. Conste que tampoco critico que hagas eso, si es que lo haces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Incluyo caricias y expresiones no verbales como "hablar".

      Eliminar
  8. Pues sí, Lady Dora: el pan integral, con todos sus componentes. Como el sexo, claro. Desatado, desfogado, sudado y bien gritado. Yo también pienso que el pan es un complemento indispensable (e impensable, a mi criterio) en tódo ágape culi… nario que se precie.

    Besos ;)

    Beau Brummell.

    ResponderEliminar
  9. Yo a veces caigo en estados no verbales, en los que parece que las zonas de mi cerebro dedicadas al habla se desenganchan del resto. Cuando esto me pasa al hacer el amor, me quedo centrado en mis sensaciones y en escuchar a mi amante. Creo que es algo que nos suele pasar a los tíos, y mucho menos a las mujeres. De hecho, en mi experiencia la mayor parte de las mujeres dejan de disfrutar si tienen que callarse.

    Pero tienes mucha razón, Dora: el silencio es malo para el sexo, y de un tiempo a esa parte me esfuerzo por enmendarme. Y cuando empiezo a darle a la labia los resultados suelen ser buenos, pues no me limito a llamar guarra a mi compañera (la palabra en inglés es "slut", que me gusta más que guarra), sino que disparo toda una serie de órdenes, amenazas fingidas y fantasías eróticas que nos pueden llegar a excitar mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, como siempre, hago una apreciación general que tiene sus excepciones. En alguna ocasión he sentido TANTO placer que quedaba físicamente exhausta y sin palabras (eso me suele pasar después del sexo). Pero vamos, por lo general, tengo que expresarme, es cierto que cuando la ocasión lo requiere (no estás sólo en casa) y tengo que callarme, estoy un poco frustrada. Mi propia expresión verbal, mis gemidos, mi respiración y las del contrario me ponen a tope. Y bueno, ya las amenazas fingidas, las órdenes... ay, ay, ay. Tú sí que sabes.

      Eliminar
  10. Yo estoy casi del todo de acuerdo contigo, y digo casi pq a mí las guarradas no me ponen demasiado, en realidad me entran por uno y me salen por otro. Una en un momento dado no te digo que no, pero una retahíla pues pfff.
    Si estoy de acuerdo en lo de hablar, comunicarse, DECIR ALGO... yo soy del tipo escandalosilla pero me he dado cuenta q siempre estoy adaptándome a la pareja q tenga. La última era un "guarro" de cuidao, me decía modosita, jajaja y yo q me tenía por muy liberada. Estaba continuamente diciéndome guarradas, a mi no me hacía mucha gracia pero vamos, q no me lo tomaba a mal, sólo q eso no me pone. Sin embargo el de ahora es todo lo contrario, ahora apenas hablo pq si no, sería un monólogo. Así q por eso tengo la sensación de q la q me adapto soy yo. Hay veces q empiezo a creer q hago un papel.
    Saludos, me ha encantado el post

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuánto tiempo sin saber de ti Rocío! Está claro que para gustos los colores, ahí está lo bueno y lo malo del sexo. Nunca sabes con quién vas a dar. Por ello es importante comunicarse de algún modo. Cada uno que elija el que quiera. No todos vamos a ser unos guarros, hay a quien no le gusta o se siente forzado/incómodo. Pero sí creo que hay que encontrar el modo de comunicarse.

      Un beso.

      Eliminar
  11. De acuerdo con lo de hablar y decir guarradas si viene bien y apetece...pero también se puede ser muy expresivo sin palabras. Y hay días que te apetece hablar y otros nada. No?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me respondo a mi mismo insistiendo en que lo importante es la comunicación que se establezca, sea verbal o no.

      Eliminar
    2. Por supuesto, puedes expresarte sin palabras. La cuestión es expresarte. Yo hablo de mis gustos y como me encanta "hablar" pues digo "hablar". Cierto es que también me gusta que me hablen. Me encantas las guarradas en la cama, no lo puedo evitar... es que son UN PLACER. Y cuanto más salvajes mejor. Me vuelvo loca. Pero si no hay palabras al menos que haya "comunicación" de algún tipo: verbal o no. Vamos, un poco de feedback (o mucho).

      Besitos.

      Eliminar
  12. A ver, estoy de acuerdo con Rita en el sentido de q a veces apetece un sexo salvaje y ahi cabe decir cosas más subidas de tono... otras en cambio, es más romántico.
    Lo que yo digo q no me pone es siempre en plan "guarro", como me pasó con el último. A mí me pone más q me susurren al oido cualquier tontería, no tiene por que ser en tono pastel, que me esten diciendo guarradas continuamente.
    Saludos
    pd. Os leo siempre aunque ahora escriba un poco menos

    ResponderEliminar
  13. ¡Aquí una guarri más! Me gusta muchísimo que me digan cerdadas en la cama, mi excitación sube por las nubes. Por supuesto, entiendo que hay momentos para todo, pero el salvajismo sexual tiene que ir acompañado de palabras guarras sí o sí.

    ¡Qué grande eres pandora!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuántas guarras y guarros veo por aquí... :-)

      Eliminar
  14. Yo también coincido contigo. Que aburrido, que insulso un polvo silencioso. A mi me encanta que giman, que chillen, que me digan guarradas y decirlas yo tb :P

    ResponderEliminar
  15. Que interesante todo esto que he leído, aquí desde el tercer mundo les quiero aportar que aunque las latinas son candentes no he podido hacerlo con una que me complazca con expresiones excitantes, entonces me toca encender la llama y provocarlas para que me respondan y por lo menos saber que están pasando rico.
    A la chica que se queda quieta y muda a que le hagan sexo la llamo VACA MUERTA y jamas quieres repetir con una chica así.

    saludos C=

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, bueno poco a poco... tú sigue enciéndoles la llama para que se suelten.

      Un abrazo y bienvenido Manuel :-)

      Eliminar
  16. Dame pan y dime monstruo... uff... I agree hasta en las comas que has escrito. Voy a seguir leyéndote =*

    ResponderEliminar
  17. Joder, como se nota que no habéis follado nunca con los ojos, las caricias y las emociones, el sonido del alma chavalas.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido... he de discrepar. Yo he follado con los ojos, con las caricias, con las emociones y con el coño... y la experiencia me dice que si eso no se transmite de algún modo verbal (la respiración también vale) es que no existe. Digo yo que de algún modo tendrás que expresarte cuando algo te está maravillando.

      Eliminar
  18. Muy buen artículo Dora, estoy totalmente de acuerdo. Aunque también hay que decir que en ciertas ocasiones que se te impone el silencio(ya sea por alguien en la habitación de al lado, que pasa mucha gente cerca, etc..), he llegado a disfrutar tanto o más si cabe del sexo, que cuando puedes ser totalmente libre de expresarte ya que no hay impedimento alguno. De saber que estás disfrutando, o tu pareja disfruta tanto que ves que sus labios se abren esbozando un gemido y susurrarle al oído pícaramente "¿acaso quieres que nos escuchen..?", y en ese momento embestirla con más fuerza y notar que se le escapa un gemido, una palabra, te muerde o te araña.. correspondiendola con una sonrisa. Ese lenguaje no tiene precio y debería de darse siempre.

    Felicidades por tu blog, lo estaré siguiendo. Un saludo!

    Rubén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso te doy la razón. Esas situaciones de "peligro" son muy excitantes. Adrenalina a flor de piel... pero hasta entonces yo tengo que decir algo, aunque sea susurrar. Si no estoy como enjaulada. Jaja.

      Muchas gracias Rubén. Espero que sigas comentando.

      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Jaja... yo en cambio disfruto del silencio en la cama, hubo una vez una chica con quien sali de cita, y terminamos en un hotel cuando comenzamos a tener sexo ella gritaba y gemia.. mucho que me saco de quizio y le dije despues que frene el frenesí: Calla! callate, que me molestas e incomodas.. de ahi en adelante fue el sonar de su respiracion y el mio y me parecio agradable, regio, encantador.. ahi aprendí que el silencio en el sexo a mucho uno que otro susurro debil me era mas excitante, que un sexo de alto contenido vocable o ruidoso in extremis.

    ResponderEliminar
  20. A mí cuando me dicen que haga algo de ese tipo, generalmente me sale muy artificial. Soy una persona que si no siente algo no lo hago, me cuesta mucho fingir según que cosas. Lo de "hablar" en la cama lo veo algo de cada cual, es decir, si te gusta hablar en la cama, pues habla, pero no obligues al otro a decir nada. Igual que a ti te excita hablar, a otro le puede excitar estar callado y solo escuchar los gemidos.

    A mi, mientras sea todo natural, me vale cualquier cosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón, pongo en antecedentes un poco porque mentalmente estaba contestando un comentario:

      En la primera frase me refiero a "decir cosas en la cama".

      UN SALUDO.

      Eliminar
  21. Hola soy Pepe.
    Creo que es cuestión de cada uno pero en mi caso, estoy totalmente de acuerdo con Dora. Es la batalla que siempre tengo con mi pareja que opina lo contrario que yo porque dice que se "desconcentra"! Para mi las palabras funcionan como detonadores. Son imprescindibles!!! Antes , durante y después.

    ResponderEliminar
  22. Una vez tuve una relación que me hizo aprender mucho de las mujeres. Un buen día mientras estaba con mi pareja comencé a contarle fantasías que me daba miedo no comprendiera. Estaba tan caliente que no pude tener el pico cerrado y mientras más me ponía más largaba, diciendo burradas, cosas que había hecho y cosas que me gustaría hacer. Ella, no solo no se asustó sino que me siguió el rollo. Descubrimos que éramos los dos unos guarros de cuidado. Metíamos al medio gente que conocíamos, nos contábamos el pasado y soñábamos con lo que podríamos hacer. Ella ( era una persona muy callada y observadora) me abrió los ojos con respecto a muchas mujeres, que aparentaban ser mojigatas pero que guardaban trapos muy sucios (en el sentido cachondón del término). Aquello se convirtió en una costumbre y nos podíamos masturbarnos, ni follar sin nuestros relatos de "Las Mil y una Noches". No podíamos estar callados y al mismo tiempo era una manera de excitarnos y confesarnos el uno con el otro. Aquella relación se acabó.
    Después tuve varias parejas, pero nunca funcionó con ellas. Mi pareja actual no quiere que hable porque dice que se le va el punto y a mí follar callado me recuerda a hacer gimnasia. Houston, tenemos un problema.

    ResponderEliminar
  23. Bueno, no os mentiré, mi novio y yo somos, no guarros, GUARRISIMOS EN LA CAMA, jajajaja lo descubrimos una vez mientras no hacíamos bromas tontas eróticas y el me pregunto si me gustaría ver una peli porno, yo veo muchas, me gustan, pero me daba vergüenza admitirlo ante el, le dije que si como para aceptar el reto y acabamos con una noche salvaje, de eso han sido muchas las fantasías de ambos en las que coincidimos, si no es que toda, y NOS ENCANTA!! mejoraron mucho la relación y la comunicación entre ambo, inténtenlo con sus parejas ;) es un buen consejo :)

    ResponderEliminar
  24. Pues a mí que me gusta decir guarradas a mi chica en la cama, de echo me empezo a gustar tanto porque notaba que a ella le ponía, ella es mucho mas silenciosa, y va y el otro día me mando callar porque la desconcentraba, con lo cachonda que se ponía antes. Estamos en crisis sexual y no se como salir de ella!!

    ResponderEliminar
  25. Como dices, hablar y provocar con la palabra es imprescindible, pero si es eso o gritos de pornstar, creo que mejor el silencio jajajaja

    ResponderEliminar
  26. lo malo es que hay veces que hay que "controlarse" por si se despiertas a los niños....este verano, la de 10 años dice que nos reimos mucho en la cama y que se escucha mucho el ruido del colchón, ja, ja

    ResponderEliminar
  27. Pues a mi me gustaba, hasta que un tio me empezó a decir que si yo "era su perra". En el momento me dejó sin saber qué decir, y después me sentí bastante humillada. Desde ese día no acepto ese tipo de comentarios.
    A mi novio actual le encanta hablar en la cama, pero ODIO cuando me pregunta "¿Te gusta?" "No, es que estoy esperando el metro y así hago tiempo".

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?