viernes, 7 de junio de 2013

La regla, esa gran enemiga

"La regla supone el fin de muchas cosas" decía el otro día, con un poco de miedo, un compañero de trabajo mientras comíamos (dato: era el único hombre). ¿La regla es el fin? ¿El fin de qué? Hablar de la regla es tabú. Cuando un grupo de mujeres toca el tema, los hombres de alrededor empiezan a temblar. ¿Por qué? Si fuese al contrario, yo estaría interesadísima en escuchar y comprender qué piensan sobre algo que desconozco por completo. Si mi compañero hubiese acabado su frase, seguramente habría dicho: "La regla es el fin del sexo y de la paz". ¿En serio?

Iba a tener una cita en casa de un chico con el que aún no me había dado más que un par de besos. Intercambiamos unos cuantos correos calientes y cuando me invitó, literalmente, a "estrenar" su cama (se acababa de mudar) me pareció fenomenal. Me avisó con más de una semana de antelación y justo cuando me había comprado un sujetador nuevo para la causa... se me acabó la última píldora de la cajita. Regla a la vista. Nunca me ha parecido un problema tener sexo con la regla, pero siendo la primera vez, ni me lo planteaba. Así que busqué el modo de cancelar la cita. "Dile la verdad, que tienes la regla y que él decida", me decía una amiga. "No digas la regla, dile que estás 'en esos días'", me recomendó un amigo. ¿¿En esos días?? Por el amor de dios, ¿es que eres mi abuela? Pero la verdad es que me comió tanto la cabeza que, al final, cada vez que escribía "regla" en el teléfono, me sonaba raro. Hasta ir a una papelería a comprar una me lo habría parecido. Terminé optando por decir que no podía quedar hasta la semana siguiente. Una pena... 

Reflexionando, llegué a la conclusión de que somos estúpidos. ¿Qué problema tenía yo en decirle a un tío que prefería cambiar nuestra cita porque tenía la regla? Pues que había conocido a más de uno que veía la regla como el hombre del saco. Como si tuviesen miedo a que esa sangre fuese provocada por su penetración (ya querrían). Entre las hormonas y la sangre, parece que están deseando ponerse casco y escudo para protegerse (también en la polla). Infames. Sin embargo, muchas de mis amigas han dado con el "hombre mito", ese que suplica por follarte sin importarle la regla ni que se acabe el mundo. Conozco a un tío que hasta le come el coño a su novia "en esos días" (con tampón, aclaro). Así que imaginad la variedad de opiniones con las que topamos las mujeres. 

Por otro lado, tampoco puedo olvidarme de que, en muchos casos, somos nosotras mismas las que no queremos follar con la regla porque nos parece "incómodo". ¿Incómodo o vergonzoso? Mira que a mí la regla me pone a tope-tope. Desde que somos pequeñas, nos preocupamos por por este tema. Es como si, de algún modo, nos enseñasen a ocultarlo o a verlo como un lastre. La primera vez que tuve la regla casi lloro. Debía ser de las primeras de mi clase y no dije nada durante dos años. ¿Cómo cojones nos educan? ¿Por qué tenemos miedo a que nos miren como un bicho raro cuando somos pequeñas? Pues porque no nos enseñan desde que nacemos, a todas y a todos, que la regla es lo que hay y punto. Maldita falta de educación sexual (sí, otra vez más). Y ya no hablemos de la angustia del olor y del sabor. El coño limpio huele a coño, igual que una polla. Fundamental tener higiene PARA TODOS/AS. Eso habría que decírselo a más de uno/a. 

La regla no es el fin de nada, o al menos no es el fin de lo que tú no quieras. ¿Estamos más susceptibles?  ¿más sensibles? ¿más irascibles? Pues no nos toquéis los ovarios y todo irá fenomenal (sobre todo, evitad la frase "jope, como se nota que estás con la regla"). Y si se nos salta una lágrima viendo Los puentes de Madison, nos la secáis y nos reímos un rato. O nos ofrecéis un meneíto, que nosotras no dejamos de follar porque vosotros 'tengáis semen', ¿no son fluidos igual? Ya, ya, que no es lo mismo ¿no? Bla, bla, bla. Claro que lo es. Y si la penetración no os convence, ¿qué problema hay? Sobran opciones: masturbación mutua, sexo oral, sexo anal, juguetes... o cualquier combinación e idea que se os ocurra en esas cabecitas locas.

Pero el sexo, que no falte. Paz y amor.




60 comentarios:

  1. Según mi experiencia, son más las chicas "vergonzosas" que los chicos escrupulosos, aunque habrá de todo.
    Soy el primero que aboga por la normalización de dicha situación, esperando no volver a quedarme nunca más a dos velas por este tema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que con confianza y comunicación todos podríamos ponernos de acuerdo,

      saludos!

      Eliminar
    2. pues mis ex eran de los que les daba igual con o sin. pero mi actual pareja es muy escrupuloso con eso, y no quiere follar de ninguna manera cuando tengo la regla. eso si, me pide sexo oral, pero como el ni me toca, lo dejo que se joda 4 o 5 días, porque a mi también me gusta disfrutar aunque la tenga.

      Eliminar
  2. Jjaja pienso igual que tú. Me da una pereza terrible dar con un tío 'tiquismiquis'.

    ResponderEliminar
  3. Confieso que al comienzo de mi vida sexual me cortaba bastante el rollo,evitaba follar esos dias,pero luego tuve una pareja que ansiaba tener sexo cuando menstruaba,asi que acabé por acostumbrarme y a quitarle impportancia.Esta pareja de la que hablo,estaba muy receptiva en esos días,aparte de que el orgasmo le aliviaba muchisimo las molestias y el dolor que la regla puede causar.Yo creo que si se tienen ganas no importa la regla para nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, los orgasmos alivian increíblemente el dolor menstrual...

      Eliminar
  4. La sangre para los vampiros XD

    A los hombres de bien no nos molan esas cosas, hiciste bien en cancelar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A los hombres de bien? Pues menos mal que yo de debido cruzarme con hombres del mal. Mi marido entre ellos... ¿se pude ser más machista con ese comentario?

      Eliminar
    2. no, no se puede ser mas machista xD
      ha dejado su imagen en un pedestal jajaja

      Eliminar
    3. Ja ja, Macarronazo, no tienes ni idea chico...y encima se cree gurú de la seducción...en fin...
      Saludos de Mar

      Eliminar
    4. Jajaja, me quedo con la respuesta de Dorotea, así de claro.

      Eliminar
  5. Pues a mí Dora me ha pasado como a tus amigas, me he encontrado con más tíos a los que les daba totalmente igual que tuviese o no la regla. Aunque sí que he escuchado a algún amigo decir que cuando sus mujeres tienen la regla pasan... son tan bobos... ah! pero que ellas se traguen su semen si les mola jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Macarronazo", tú y otros tantos "hombres de bien" sois unos impresentables.
      Tranquilas, que muchos tenemos tres dedos de frente al menos.

      Eliminar
    2. La verdad es que me cuesta entender por qué a algunos les da reparo. O llamémoslo por su nombre, les da asco.

      Eliminar
  6. En la novela "Malena es nombre de tango", de Almudena Grandes, a la protagonista Malena le aumenta el deseo cuando le viene la regla. Me sorprendió, pues no tiene explicación biológica. Pero veo que le pasa a bastantes mujeres.

    Cuando le di a leer el primer borrado de mi novela erótica a mi mujer, me dijo "¿pero qué pasa, que Cecilia nunca tiene la regla?" "Bueno, es una novela erótica..." me disculpé. Pero tenía razón: yo me había propuesto presentar el sexo de la manera más realista posible. Puse manos a la obra: creé una página de Excel con las fechas de cada escena de la novela, le di a Cecilia un ciclo regular de 28 días (tomaba la píldora) y dejé que cada regla cayera donde le correspondía. No sólo aumento mucho el realismo, sino que las reglas de Cecilia alteraron muchas escenas de forma positiva... Por ejemplo, en una sirve de disculpa para probar el sexo anal.

    ¿Mi reacción personal a la regla? Pues al principio me daba rechazo, no lo voy a negar... A los tíos también nos afecta la falta de educación sexual, ¿qué quieres? Luego acepté la idea de hacer el amor con ella. Y ahora... la echo de menos. Mi mujer ha pasado la menopausia, con los correspondientes calentones, bajón en la líbido y disminución de los orgasmos.

    ¿Regla? ¡Bendita regla!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En El viajero del siglo (Andrés Neuman), los amantes tienen un encuentro con la regla de ella y, al menos cuando lo leí, me pareció muy natural y divertido y también extraño, porque es algo que están en nuestro día a día y se trata muy pocas veces.

      Eliminar
    2. ¡Jope! ¡¡Qué ganas de leer la novela!! Me parece buenísima la apreciación de tu mujer. Muy muy buena.

      Eliminar
    3. Hay muchas mujeres que se sienten más dispuestas en esos días porque su sexo está más inflamado y con mayor irrigación sanguínea, lo que se traduce en una mayor sensibilidad y excitación. Esto ocurre también a una parte de mujeres embarazadas. A otras mujeres les baja la líbido por un tema educacional, no físico.

      Desde niñ@s deberían enseñarnos que la menstruación es algo natural, que esa sangre no es sólo un producto residual, sino lo que hubiese alimentado al feto en caso de lograrse un embarazo, que esa sangre a las mujeres nos hace especiales y que no debemos ocutarla.

      Por si hay alguna duda, comentar que la sangre menstrual apenas tiene olor, cosa que perciben claramente las usuarias de copas menstruales (http://libelia.blogspot.com.es/2013/06/naturcup-la-unica-copa-menstrual.html).

      El tema de manchar sábanas se puede evitar con toallas o teniendo sexo en la ducha, que también es una manera de innovar.

      Importante el uso de preservativo, si no tienes una relación estable, pero esto tanto con menstruación, como sin ella.

      Y me parece genial lo que comenta Pandora en la entrada: utiliza esos días para explorar otras vías de placer, como es el sexo oral, la masturbación o el sexo anal.

      Eliminar
  7. Me pasó que justo en el momento de más pasión me vino la regla y se lo conté con pena a mi entonces amante. Su contestación, nunca la olvidaré, fue: "nena, yo soy un pirata y no me importa navegar en mares rojos"...
    Me casé con él :)

    ResponderEliminar
  8. La regla es saltarse la regla, hacerlo con y sin ella, según las circunstancias. Por mi edad tengo recuerdos de todo tipo. Me quedo con los últimos, con los menopáusicos, cuando decir “vino la regla” se convierte en un oxímoron. ¡Aúpa atleti! Palabra de merengue.

    ResponderEliminar
  9. Tengo un "pequeño" problemilla con la regla y es el dolor. Dolor y a veces náuseas. Lo que menos me apetece en esos días es que alguien me toque, sólo quiero meterme en la cama, poenerme calor y tomarme una buena dosis de analgésicos. Pero supongo que si no tuviera esos problemas, no pondría inconvenientes al sexo. De hecho, en mi última regla también cancelé una cita, aún sabiendo que la siguiente no iba a darse en muuuucho tiempo. Me da rabia tener que cambiar mi vida, pero ese sábado estuve hecha polvo y no habría estado bien en ese encuentro.

    Supongo que la sangre da un poco de repelús, sobre todo al principio, pero para eso existen los tampones y otras prácticas diferentes a la penetración vaginal. ¡Si es que se trata siempre de lo mismo! Ojalá no tuviera tantas molestias para poder ponerlas en práctica esos días!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el sexo es genial para acabar con el dolor menstrual de raíz, palabrita. La próxima vez que te venga prueba a masturbarte y me cuentas si te alivia. En mí caso funciona.

      Por cierto, hablando de tampones (y tengo pendiente escribir sobre este tema), son bastante perjudiciales para la salud de vagina y cérvix. Desde que descubrí la copa menstrual estoy encantada. Os lo recomiendo a todas.

      Eliminar
    2. Tienes razón, Dora: los orgasmos producen una gran liberación de hormonas sexuales, lo que puede aliviar los dolores de la regla. Y si no son las hormonas, son las endorfinas, que también se liberan con el orgasmo. Por otro lado, he comprobado varias veces que el orgasmo puede hacer "bajar" la regla. Y en mujeres que acaban de pasar la menopausia, el sexo frecuente puede hacer que vuelvan las reglas, por un cierto tiempo.

      Eliminar
    3. A mí por desgracia no me alivia :( Ni los orgasmos, ni la píldora. Tengo amigas que tampoco el haber parido, así que prefiero ni intentarlo :D

      Y sí, Hermes, a mí también me ha pasado que los orgasmos aceleran un poco que la regla aparezca :)

      En cuanto a los tampones, lo puse porque es lo conocido, pero yo también utilizo copa menstrual y no la cambio por nada! O casi nada :D Alguna vez he tenido que volver a los tampones porque me ha pillado fuera de casa o la copa se me ha caído al suelo en el curro (sí, me pasó una vez jajajaja) y en esos momentos la echo muchísimo de menos! Nunca lo creí cuando la compré y me pareció tan grade :D Yo también la recomiendo. Dora, ojalá le dediques un post!

      Eliminar
    4. Sí, Dorotea, ojalá fuera tan fácil como tener un orgasmo y que se fuera el dolor de la menstruación. No existen panaceas... al menos, por ahora. Hace falta investigar más sobre la fisiología de la mujer, para ver si se consiguen medicamentos que eliminen ese dolor.

      Eliminar
    5. Yo también recomiendo la copa mentrual. Escribí sus ventajas en una entrada de mi blog (http://libelia.blogspot.com.es/2013/06/naturcup-la-unica-copa-menstrual.html). TAmbién quería comentaros que hay unos tampones especiales para poder practicar sexo con penetración durante esos días. Se insertan antes de tener una relación al fondo de la vagina y deben retirarse si ha habido eyaculación dentro. TAmbién son cómodos para hacer deporte e ir a la piscina, ya que no se llenan de líquido como ocurre con los de celulosa.

      Eliminar
  10. A rio de sangre, camino de barro

    ResponderEliminar
  11. Como tu dices a las mujeres les da verguenza por la inculcacion de esa trajica y arraigada educacion sexual en nuestro pais.A mi mujer le molesta por la falta de higiene,yo que soy mas de campo que las amapolas me da por ponerme tontorron y es que es verdad que en los dias anteriores y posteriores a la debacle de nosferatu un rayo de luz le persigue calentando hasta lo mas profundo de sus quereres.Yo tengo mi propio calendario maya y el mundo vaya que si se acaba........
    jodil que calor aver que dia es.....
    Un saludo Dora la exploradora de los adultos
    Desde francia con pasion

    ResponderEliminar
  12. Pues a mi no me da vergüenza ninguna, que yo he ofrecido muchas veces como dice Dora, ponerme un tampón, lavarme, y qué problema hay para el sexo oral? si eso está limpio!! ignora el cordoncito blanco!!

    Desde luego que yo me he encontrado más tíos reglofóbicos que tías vergonzosas. Espabilad.

    ResponderEliminar
  13. Otra de las cosas es que tu novio/amante no te bese en la boca despues de que le hayas hecho un trabajito bucal, pero que a ti no te de asco cuando el te bese después de que te lo haya hecho él a ti....... a mi no me importa pero que a el si, me hace pensar......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es otro de los grandes dilemas. A mí me pasó una vez con un noviete y me dio una malísima sensación. O sea, ¿te la chupo y luego te da asco besarme? ¿Eres bobo o qué? Pues no te la chupo. Fin.

      Eliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Que curioso, esta semana mismamente he tenido un minicabreo con un futuro amante al que le pregunté si le importaba que estuviese menstruando en lo que sería nuestro primer encuentro sexual. NO me dijo que no en ese momento se esperó al día siguiente, que si tenía la regla de penetración nada(que poco valor, y presume de amplitud de miras en el área)...A puntito estuve de mandarlo a la m,...pero me pone mucho y descarte el desplante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf qué feo! Feo el modo de decírtelo. Se habría merecido el desplante ;)

      Eliminar
    2. Ya...pero me pone mucho, mucho... y no abundan de ese cariz;)

      Eliminar
  16. Es un texto interesante más por lo que oculta que por lo que dice: te quedas en el aroma, no hablas de si es más o menos placentero tirar (soy latino y el verbo follar no me "apetece", al igual que me gusta más período o menstruación que regla; que es cuestión de gustos, vamos) al principio o al final del período. Mi impresión es que las mujeres se sienten más cómodas en los días finales. Cuando mi pareja me gusta mucho le pido que pinte mi cuerpo con su sangre (la cara, no). Y no puede faltar una toalla roja para proteger las säbanas. Para la primera vez definitivamente "la regla" es un inconveniente. Este primer encuentro debe ser una batalla campal y no se puede perder la concentración porque se va a manchar el mantel el sofá, la alfombra, etc. La sutileza también juega un papel importante: no es lo mismo llamar a decir "tengo la regla" que decirlo cuando empieza el juego de besos y caricias: en ese momento el amante acepta parar o seguir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo casi que prefiero avisarlo antes, no me gusta dar gato por liebre. Si no te importa, que sea en plena consciencia.

      Eliminar
  17. Buenísimo! Me saco el sombrero... :)

    ResponderEliminar
  18. Hay artistas que la reivindican y visibilizan. Porqué no es solo el sexo, es la angústia que te provoca el hecho de que puedas manchar, la verguenza que esto supondría, por ejemplo...pues sí, por la noche puedes manchar las sábanas y un descuido puede llevar los pantalones a la lavadora...sí, y qué? Te dejo un link http://www.biobiochile.cl/2012/05/23/fotografa-desafia-el-tabu-de-la-menstruacion-con-polemica-coleccion-de-imagenes.shtml

    És molt xulo! Esta artista me encanta! Además que provoque tanta polémica...cuando luego la gente es capaz de cenar mirando las notícias donde salen personas matándose. Mundo patriarcal y triste... donde la muerte escandaliza más que la sangre saludable de una persona sana en época reproductiva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocía a esta fotógrafa. Me ha encantado y la entrada que has hecho también. Debemos luchar por desmitificar un montón de temas que lo único que hacen es reprimirnos. Hay otra fotógrafa afincada en España que trata estos temas y que a mí me parece genial: Ana Alvarez Errecalde. Fotografía a la mujer con la intención de naturalizarla y hacerla más real. Os dejo el enlace para que la conozcais: http://libelia.blogspot.com.es/2013/03/ana-alvarez-errecalde-la-mujer-al.html

      Eliminar
  19. Te dejo un link de mi blog también. El tema me ha inspirado. Pero lo trato des de un punto de vista completamente diferente.

    http://bit.ly/13KMgt2

    ResponderEliminar
  20. sobre la regla

    ¿Estamos más susceptibles? ¿más sensibles? ¿más irascibles? Pues no nos toquéis los ovarios y todo irá fenomenal.......

    te olvidaste decir que muchas estáis con unas ganas tremendas de hacerlo casi más que cuando estáis ovulando, aunque cueste creerlo

    DORA, afortunadamente NO TODOS SOMOS IGUALES

    Miguel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí que lo he dicho! He dicho que la regla me pone a tope.
      Y cierto, menos mal que no sois todos iguales :-)

      Eliminar
  21. Hay muchas alternativas, a no ser que haya dolor o malestar físico. La primera es que te importe un bledo el estropicio, acabar e ir a la ducha entre risas. También se puede usar preservativo femenino, son mas caros pero si solo los usas esos días, tampoco es para tanto. Un truco que conté a un par de amigos es vendar los ojos al sujeto, hacerlo normal, y al terminar, antes de quitarle la venda, limpiar todo como el Sr Lobo de Pulp Fiction y poner cara de "aquí no ha pasado nada"...las prostitutas de toda la vida han usado esponjitas insertadas y fíjate como cambia la vida que ahora las venden en las tiendas de productos ecológicos para ese fin. Pero lo mas importante de todo es que la regla es síntoma de salud y no es algo sucio ni vergonzoso. (Ah y que la sangre sale con agua fria y jabón lagarto, nunca agua caliente que la liáis)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muy importante lo del agua fría! Por eso, si manchas algo... se lava y punto. Lo mismo que el semen, insisto.

      Eliminar
  22. Yo siempre digo que es un buen momento para practicar el sexo anal, pero por otra parte me sabe mal que mi chica acabe sangrando por dos sitios a la vez...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jope! ¡Qué bruto! Jaja. NO conozco a muchas mujeres que sangren con el sexo anal... ¡menos mal!

      Eliminar
    2. Eso sólo ocurre porque no practicas sexo anal correctamente. Sangre, en ese caso, es igual a herida y dolor; contrario al placer que debería sentir tu chica. Imagino que es un comentario jocoso.

      Eliminar
    3. Gracias, me quedo más tranquilo.

      Eliminar
  23. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  24. He podido comprobar muchas de las cosas que se comentan en este post, como por ejemplo que aumenta la libido de las mujeres en los días menstruales. A mi pareja le pasa, y me reconforta saber que es algo habitual. He llegado a pensar que le sucedía el revés de lo que yo pensaba lógico, y es que ese deseo aumentado se produjese en los días fértiles para aumentar la frecuencia de la actividad sexual, y por tanto las posibilidades de fecundar. Aquí; debo reconocer que la naturaleza me ha sorprendido o_O

    Por otro lado creo que la mayor o menor apetencia por sexo en los dias que dura la regla tiene, al menos en mi caso, más que ver con lo cachondo y salido que me encuentre, que con viejos prejuicios. Si tengo el cuerpo golfo no hay regla, periodo, o menstruación que se interponga. Si me apuras, y como también he podido leer, es un aliciente más.
    Felicidades Dora, me lo estoy pasando teta :)

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?