lunes, 28 de octubre de 2013

Mi cuerpo, mi decisión

Fuente: pinterest.com
Hace tiempo, me dio la vena de preguntarle a mi abuela algunas cosas que me permitiesen entender, con testimonios de primera mano, por qué en su época las mujeres no vivían una sexualidad libre y plena. No es que mi abuela, a sus 89 años, sea una mujer súper progre capaz de hablar de sexo sin tapujos, no. Pero es una mujer sincera que responde, sin pelos en la lengua, a lo que le plantees. A veces hasta con humor.

miércoles, 9 de octubre de 2013

Arráncame la ropa

Fotografía de Ellen von Unwerth
Mi amor por la lencería es un hecho. Vosotros, que me leéis fielmente a pesar de mis largos tiempos de espera (guiño, guiño - codazo, codazo), lo sabéis bien. Por si se os ha olvidado (¡aish! esos rabitos [de pasa]), os refresco la memoria en Perdóname padre porque he pecado. Sí, sí, ahí, en la confesión 3. Pero aún recuerdo cuando era 'joven' y usaba bragas de cuello vuelto, a veces con la gomita desgastada, a veces un poco dadas de sí. Pobre inexperta ignorante de los grandes placeres de la vida.