lunes, 28 de octubre de 2013

Mi cuerpo, mi decisión

Fuente: pinterest.com
Hace tiempo, me dio la vena de preguntarle a mi abuela algunas cosas que me permitiesen entender, con testimonios de primera mano, por qué en su época las mujeres no vivían una sexualidad libre y plena. No es que mi abuela, a sus 89 años, sea una mujer súper progre capaz de hablar de sexo sin tapujos, no. Pero es una mujer sincera que responde, sin pelos en la lengua, a lo que le plantees. A veces hasta con humor.

Que la moral de la época estaba en la base del problema, lo sabemos todos. Que la Iglesia tenía mucho que ver con todo eso, también. Y que el miedo al rechazo de la sociedad estaba arraigado dentro de cada persona (sobre todo de las mujeres) incluso hoy en día lo sufrimos. Pero, ¿quién se iba a enterar de lo que hacían o dejaban de hacer de puertas hacia dentro? Ahí llegamos al quid de la cuestión. El freno para poder disfrutar del sexo era el embarazo.

El mes pasado no me vino la regla, y tomo la píldora desde hace ya 10 años. Aunque lo sospechaba, ahora sé al 100% que fue el estrés el que causó esta falta, pero el miedo, que siempre está ahí, me hizo reflexionar. Os juro que no miento cuando digo que soñaba casi cada día que tenía bebés (en plural) sin esfuerzo ni dolor, como si los escupiese mi cuerpo. Pero eran bebés que no quería tener, lo que me llevaba a sentir un ahogo extremo. ¿Cómico? 

Diréis: 'Bueno, hoy en día hay soluciones sencillas en caso de gol'. Los que estéis al día de la política que se está llevando a cabo en este país, sabréis que por poco tiempo, porque la reforma de la ley actual del aborto terminará con dichas soluciones. Tengo 26 años y, con mucho pesar (fijaos en lo duro de la expresión), podría afrontar la situación, pero ¿qué hay de las mujeres más jóvenes? ¿Tendríamos que vernos todas obligadas a ser madres sin quererlo? ¿Y las que no son tan jóvenes, ya tienen hijos y no quieren volver a pasar por eso? Espero que la respuesta a estas preguntas no sea nunca "que hubiesen sido más responsables". Porque por muy responsable que seas, siempre puede haber errores.

Mi abuela no tenía la 'suerte' que tenemos ahora (repito, por poco tiempo). Ni siquiera podía tomar la píldora ni conseguir preservativos. Cuando todos estos avances llegaron a España, las mujeres de clase humilde como ella no podían ni olerlos. ¿Qué pasaba entonces? Que disfrutar del sexo se convertía casi en misión imposible. El miedo a quedarse embarazadas, con sus correspondientes consecuencias, se lo impedía. Y si era fuera del matrimonio más aún.

Eso me lleva al presente. No es la primera vez que se me retrasa la regla varios días, aún tomando la píldora. El estrés ha sido siempre el causante. Pero eso no quita, la mayoría de vosotras lo sabrá, que se te haga un nudo en el estómago sólo de pensar en lo que podría pasar. Vale, a día de hoy el aborto es un derecho que tenemos (jamás debería dejar de serlo), pero ¿es que alguien cree que pasar por este trámite es plato de buen gusto? 

Dejando las emociones a un lado y el dinero a otro, ¿es la gente consciente de lo desagradable y doloroso que es abortar? Las mujeres que deciden libremente hacerlo, saben que no consiste en ir a que te quiten una muela. Ojalá. Y luego súmale los motivos y sentimientos de cada una. Por eso, cuando escucho a gente quejarse porque las mujeres podamos decidir libremente qué hacer con nuestros cuerpos, me indigno profundamente. Y cuando, ENCIMA, es un hombre el que representa la toma de estas decisiones... ¡ay! ¿Quién cojones se creen que son? Nadie, absolutamente nadie, tiene derecho a hacernos dar un paso atrás en la libertad que tan lentamente hemos ganado. No podemos volver, de ninguna manera, a los tiempos de mi abuela.

Cuando te metes en temas de derechos y libertades sexuales, cuando intentas transmitir una amplitud de miras y el respeto a las decisiones de los demás, aunque sean diferentes a la nuestras, es imposible llegar a buen puerto si no partimos de lo básico. Y lo básico, señoras y señores, LO BÁSICO es la libertad. Y no la libertad anárquica del coño de la Bernarda, no. Una libertad que esté en armonía con la de los demás. 

Siempre he estado a favor del aborto y lo he dicho alto y claro. Un día, un amigo de mis padres, me dijo que él estaba en contra del aborto si los dos integrantes de la pareja (por supuesto, heterosexual) no estaban de acuerdo. Aunque me dieron ganas de mandarle a tomar por culo, mi asimilación de lo que es la libertad me lo impidió. Pero ojo caballeros. No es cosa de dos en el mismo porcentaje. Porque las que parimos, para vuestra suerte o desgracia, somos nosotras. Y eso nos coloca en una posición 'privilegiada' a la hora de decidir. Y siempre que las mujeres tienen en sus cuerpos el poder, aunque sea por imposición natural, se extienden como la peste quienes intentan controlar ese poder excusándose en 'la moral'. La bendita moral. Yo vuestra moral llevo tiempo pasándomela por el mismo coño.

Nadie puede darte órdenes sobre lo que tienes que hacer de tu piel para adentro. Y menos aún criminalizarte por las decisiones que tomes en este espacio, TU ESPACIO. Es difícil hacer entender lo complicado que es tener miedo a un embarazo no deseado a quienes a) No lo sufren b) No han estado en peligro nunca (y nunca lo van a estar porque no pueden). Pero jamás debería ser tan difícil hacer entender que mientras sea nuestro cuerpo, será nuestra decisión.

48 comentarios:

  1. Comparto casi en la totalidad lo que dices,y digo casi,porque como hombre hay sensaciones que nunca podré experimentar.Yo no es que esté a favor del aborto,estoy a favor de la LIBRE DECISIÓN de quien sufrirá en mayor medida las consecuencias de un embarazo no deseado.Creo que el aborto no es grato para nadie,es mas,considero que es una experiencia traúmatica en mayor o menor medida.Una vez tuve que acompañar a una amiga a casa porque su pareja la había dejado sola cuando le practicaron un aborto.Durante el viaje de casi una hora,ella no dijo una sola palabra y yo fuí incapaz tambien de hablarle, porque solo con ver su rostro me contagiaba de su dolor,pena,frustración,incomprensión,abandono........etc.Se que me agradece lo poco que hice por ella,pero jamas hemos vuelto a hablar del tema.Creo que solo una mujer que se vea en similar situación podrá valorar la dificultad de una decisión tan compleja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia que cuentas me suena muy familiar. No conozco a muchas mujeres que hayan abortado (o que me lo hayan contado), pero ese trayecto de vuelta después de hacerlo parece ser común en todas...

      Eliminar
  2. gran tópico, gran problema a resolver. muy bien escrito y descrito. no tengo nada que decir, porque todo lo que has dicho cohincide con mi pensamiento. solo una cosa me duele, que creo q tambien hay muchas jovencitas q no saben que es realmente abortar (me incluyo en el grupo) que no saben q es tener responsabilidad al practicar el sexo, no solo el embarazo, tambien las infecciones y enfermedades.
    no conozco a casi nadie de mi edad (22 años) que use frecuentemente precuacion cuando se acuesta con desconocidos, ni anticonceptivos cuando se acuesta con su pareja. hay un problema de conciencia respecto a la vida.
    si, debemos ser libres, pero la libertad significa que la tenemos para tomar decisiones, pero una vez la decision esta tomada hay que asumir las consecuencias. y y creo q la parte de asumir las consecuencias y aceptarlas como parte de nuestra libertad es lo que falla en todo el proceso.

    un beso, con mucho respeto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir tu opinión Carlota. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias Eduardo. Es una de las que más sentimientos me ha producido.

      Eliminar
  4. En algunas ocasiones, somos meras víctimas de nuestro raciocinio.
    Yo, mi, me, conmigo.
    La libertad, como bien dices, es "LO BÁSICO... una libertad que esté en armonía con la de los demás", pero en esta difícil ecuación son tres las incógnitas, no dos.
    Yo, mi, me, conmigo.
    Las tres tienen un resultado diferente y ninguna despreciable, porque cualquiera de ellas debería tener poder de veto... pero eso es imposible.
    Yo, mi, me, conmigo.
    Aquello que nos trajo donde hoy estamos, aquello que tardó millones de años en fabricarnos, no ha desaparecido del todo; sigue ahí, actuando a la sombra de nuestro inflado ego.
    Yo, mi, me, conmigo.
    No despreciemos lo que de bestia hay en nuestro interior, porque gracias a ello, somos quienes somos.
    ¿Sabíais que las hembras del corzo tiene la capacidad de regular el periodo de gestación para acomodarlo a la disponibilidad de un entorno positivo para el desarrollo del corcino? ¿y que la coneja, en situaciones parecidas, puede reabsorber el embrión o abortar su gesta?
    Yo, mi, me, conmigo.
    Pero estos animales no son libres, son esclavos de un instinto despiadado y dictatorial que sólo y exclusivamente busca el bien de la especie, no del individuo.
    Para el ser humano llegó el tiempo de la disyuntiva; hay que resolver el dilema y decantarnos.
    Para crear vida humana, hoy por hoy, el macho no es del todo indispensable y el que la hembra quede en la misma disposición, es cuestión de tiempo; es más, también es cuestión de tiempo que ninguno de los dos intervengan para nada… ¿qué pasará entonces?, ¿qué pasará cuando separemos sexo y reproducción?, ¿seremos sexualmente libre, al fin? No lo sé, pero mientras tanto seguiré tragando saliva y entristeciéndome cada vez que alguna mujer aborta.
    Yo, mi, me, conmigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento pero no estoy de acuerdo. Las razones que das son poderosas pero para mí hay una aún más.

      Cuando un espermatozoide se combina con un óvulo ya no son simplemente 2 células, es una NUEVA vida. Es incluso un cuerpo extraño dentro de la mujer, y sin embargo, éste no lo rechaza sino que se adapta, lo protege y mima.

      Esta nueva vida tiene derecho a desarrollarse y vivir. No un derecho legislativo, esto no lo dicta la ley, sino un derecho, sí, un derecho moral, sí, moral he dicho, pero sobre todo natural.

      ¿Sólo la mujer puede decidir? En pareja o incluso cuando el padre es alguien responsable y no se desentiende, ¿por qué no ha de tener voz y voto? ¿porque el cuerpo es de la mujer? El embarazo es el resultado del acto sexual de los dos, no creo que se le pueda decir: "¿y tú qué tienes que ver con esto?" Pues mucho. Si el caso fuese el contrario, que la mujer decidiese seguir adelante con el embarazo y el padre pasase olímpicamente del asunto, lógicamente se le pedirían responsabilidades: pensión, visitas, etc... Pero en ese caso la sociedad no dice: "no, no tiene responsabilidad, es tu cuerpo e hiciste lo que quisiste con él".

      A pesar de todo esto no estoy en contra de todos los casos de aborto, como cuando por problemas en la gestación se pusiese en peligro la vida de la madre y hubiese que elegir entre su vida y la del feto, en ese caso sí debería ser decisión exclusiva de ella. Pero tristemente no siempre son razones tan importantes las que llevan a algunas mujeres a tomar esa decisión. En una ocasión una compañera de trabajo me dijo que si se quedase embarazada en ese momento abortaría sin lugar a dudas. ¿Su razón? Estaba amueblando su piso nuevo y le venía mal. Sin comentarios.

      Sé que esta no es una opinión popular, pero yo no estoy diciendo: "si hubieras sido más responsable..." Estoy diciendo que si hay un embarazo, tanto padre como madre deben ser responsables a partir de ese momento más que nunca y que piensen en qué razón tienen que sea mejor que el que su hijo nazca.

      Eliminar
    2. Estás de acuerdo conmigo Os_car_ , y lo estás, porque yo lo estoy contigo. Cuando hablo de las tres incognitas de la ecuación me refiero a madre/padre/hijo y mientras la sexualidad tenga como función principal la reproducción, son indisolubles. Sólo cuando sea posible concebir en un botecito, -pedazo de futurible cuasi-grotesco- seremos mujeres y hombre realmente iguales, ante la naturaleza y ante la ley. Mientras tanto no podremos separarnos de una evolución que se empeña en que seamos diferentes. Lo que me asusta es pensar en la papel que le damos a la parte más debil del grupo: ahí empieza lo moralmente peliagudo. Por lo demás, el uso legítimo de la sexualidad como placentero divertimento no implica irresponsabilidad y desenfreno; conlleva conocimiento y respeto. A partir de ese momento: "¡... a follar, que son dos días!"
      Saludos a todos.

      Eliminar
    3. Partís de la basa de que hay una tercera parte y, sin embargo, para mí está claro que no la hay. Considerar que es una vida, es la base moral que usa la Iglesia para aleccionar, señalar, culpabilizar y criminalizar a las mujeres por su decisión.

      Una mujer nunca debería ser madre si no quiere. Eso es lo básico. Tenemos que ser responsables en el sexo (y de ahí la importancia de luchar por una educación sexual inexistente en este país), pero si por lo que sea, algo falla, tiene que tener su derecho a decidir bien protegido.

      Respecto a separar la reproducción y el sexo... bueno. Es obvio lo que pienso. Pero vamos, creo que es algo que ya hicimos hace mucho la gran mayoría de las personas (cierto, con bastantes 'peros', aunque no es el tema ahora mismo).

      Sobre si somos o no iguales... ¡qué gracia! es el recurso al que acudís muchos hombres para quitarnos las razón en estos temas. Hay muchas teorías y opiniones. La mía:mujeres y hombres no somos iguales y nunca lo seremos (aquí hay que tener cuidado para no entrar en el ámbito del determinismo ni en las etiquetas). No lucho porque hombres y mujeres seamos iguales, yo no quiero ser un hombre, lucho porque tengamos el mismo derecho a ser diferentes. Y por supuesto, que tengamos iguales derechos sociales, legales, humanos...

      Tampoco he dicho que esto sea sólo cosa de mujeres (nada más lejos de la realidad), he dicho que no es cosa de dos EN EL MISMO PORCENTAJE. Es mi cuerpo, la decisión final es mía. A lo mejor no quiero pasar por todo lo que supone un embarazo, simplemente. Y tengo derecho a no querer.

      Poner el ejemplo de la mujer que abortaría porque tenía que decorar su piso... ehhhhh, en fin, correré un tupido velo, porque ,me atrevo a decir que es demagogia barata, un moralismo algo sucio. Me da que ese no es el caso representativo por el que una mujer no quiere ser madre. Pero aún así, sigo creyendo que la que no quiere no tiene que verse obligada a ser madre. Esto no es como comprarse un conejo y cuidarlo.

      No sé si me dejo algo en el tintero. Aunque estoy totalmente en contra (to-tal-men-te) de vuestras opiniones y planteamientos, agradezco enormemente que los compartáis y debatáis.

      Por cierto, sé que lo usaréis en mi contra, pero es curioso que seáis hombres los que manifestáis estas opiniones.

      Eliminar
    4. Estimada Dora: El que la iglesia considere que hay una vida ahí, a mi me la "refanfinfla" -no soy de su cuerda y en ningún momento me ha influido-; pero como dicen en Galicia sobre las meigas, respecto de la vida "haberla hayla". Desde qué momento esa vida es independiente, consciente y sujeto de derechos individuales; eso ya no le sé; científicos hay que lo solucionen. Lo que considero cierto es que la mujer, a partir de ese momento no es totalmente dueña de sí.
      Por otra parte, por la misma razón que existen diferencias de pensamiento y opinión entre personas distintas, el hecho de ser hombre suma una perspectiva más al asunto.
      Me encantan estos debates.
      Saludos.

      Eliminar
    5. Hola, he leido el articulo y aunque estoy de acuerdo en casi todo, eso del que los hombres no tienen el mismo porcentaje de decision que la mujer no estoy de acuerdo para nada. Me hace gracia ese comentario de: ¡¡qué gracia! es el recurso al que acudís muchos hombres para quitarnos las razón en estos temas!! porque las mujeres usais este argumento para creeros con mas derechos, y en el ser humano hombres y mujeres deberian tener los mismos derechos. El tener hijos es cosa de dos, por mucho que sea tu cuerpo, no me puedes obligar a tener hijos si yo no quiero pero tampoco negarme derecho a tenerlos solo porque es tu cuerpo (ni yo a ti), es una decision de dos personas que hay que pensarse bien, sino la relacion no funciona y no se deberia continuar y cada uno deberia ir por su lado. Muchas veces la mujer deja a la pareja porque esta no quiere hijos o lo engaña para quedarse embarazada, siendo asi si un hombre tienen una pareja y esta no quiere tener hijos porque "es su cuerpo y ella decide", entonces el hombre tiene todo el derecho a tener hijos con otra mujer porque "es su semen y el decide que hacer con el" ¿es egoista, machista tal vez? depende de como lo mires, tal vez pienses que si pero como hombre podria pensar que tambien eres egoisat por decidir tu sola, ya que crees que como hombre no tengo el mismo porcentaje.
      El tener un don, una capacidad o una habilidad no da derecho a decir por dos, porque el machismo usa esa misma excusa "soy hombre y soy mas fuerte, la mujer puede opinar pero no tiene el mismo porcentaje de decision y la decision final es mia" ¿eso no os gusta verdad? porque la mujer tiene o deberia tener el mismo derecho que el hombre, porque somos seres humanos, ahora la mujer puede votar pero antes no tenia peso su opinion, pues bien, en el tema de embarazos los dos deberian tener la misma opinion, porque el hijos no es tu hijo solo, sino de los dos.
      Yo siempre lo tube claro, si mi pareja no quisiese hijos o ella decidiese cuando tenerlos sinc ontar conmigo ya no estariamos juntos hoy en dia, por suerte es algo que hablamos y decidimos los dos cuando tenerlos, cuando sea el mejor momento para los dos. Una cosa es estar soltero y soltera que se puede hacer con el cuerpo loq ue se quiera, pero en pareja hay ciertas decisioens importantes de por vida que son cosa de dos personas, cosas importantes como tener hijos.
      En cuanto al aborto no opino, que cada quien haga lo que considere oportuno con su vida (si puede) y que carge con las consecuencias de sus actos, un saludo.

      P.D: buena pagina ;)

      Eliminar
  5. Pues yo estoy mayormente deacuerdo con lo que planteas, salvo por el comentario hacia el género masculino.
    "No es cosa de dos en el mismo porcentaje. Porque las que parimos, para vuestra suerte o desgracia, somos nosotras. Y eso nos coloca en una posición 'privilegiada' a la hora de decidir. Y siempre que las mujeres tienen en sus cuerpos el poder, aunque sea por imposición natural, se extienden como la peste quienes intentan controlar ese poder excusándose en 'la moral'. "
    Lanzo una pregunta al aire, la igualdad ente géneros es real, hay que seguir buscándola o aceptamos a todos los niveles que sois las que parís y decidís?
    Lo que quiero decir es que jugais a ese juego absurdo pero con las cartas marcadas, cuando os iteresa.
    O hay igualdad o no la hay. Yo creo que no, pero sin embargo es algo por lo que se lucha... por la igualdad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona, he respondido a tu planteamiento en el comentario anterior:

      Sobre si somos o no iguales... ¡qué gracia! es el recurso al que acudís muchos hombres para quitarnos las razón en estos temas. Hay muchas teorías y opiniones. La mía:mujeres y hombres no somos iguales y nunca lo seremos (aquí hay que tener cuidado para no entrar en el ámbito del determinismo ni en las etiquetas). No lucho porque hombres y mujeres seamos iguales, yo no quiero ser un hombre, lucho porque tengamos el mismo derecho a ser diferentes. Y por supuesto, que tengamos iguales derechos sociales, legales, humanos...



      Eliminar
    2. Sobre esto del porcentaje, me gustaría saber qué porcentaje de hombres aceptaría criar a ese niño solos si la mujer da a luz a ese bebé, pero no lo quiere. Porque aún hoy conozco muy pocas parejas en las que él haga las mismas tareas que ella en el cuidado de los hijos. Y hablo de parejas de mi generación, porque si pensamos en los que ahora son adolescentes, que parece que vuelven a los tiempos de mis padres, la cosa está fatal.

      Eliminar
    3. Dora, para empezar no sé dónde está el chiste en mi comentario para que te haga gracia. El respeto por la diversidad de opiniones parece ser que es un deber que no aplicas.
      No trato de quitar o dar ninguna razón, simplemente planteo que es un tema realmente complejo. Vosotras parís vosotras decidís porque es vuestro cuerpo... Sin embargo yo defiendo que es cosa de dos, al 50%.
      Gustoso tendría un bebé si mi pareja no quisiera, como padre soltero, y definitivamente es un debate muy complejo el tema de la igualdad.
      Yo efectivamente creo que no somos iguales, es bastante obvio, pero eso implica debatir sobre temas como los derechos laborales y otros tipos de situaciones en los que se pelea por una igualdad que no debería ser tal partiendo de esa premisa.
      Simplemente quería dejar claro que no se trata de quitar ni dar la razón a as mujeres sino de ampliar este debate que tiene muchísimas aristas y es de una complejidad muchísimo más grande que "nosotras parimos nosotras decidimos". En mi opinión claro... si no te importa.

      Eliminar
    4. Bueno, obviamente el 'qué gracia' era irónico, así que no hay chiste. Por supuesto que respeto todas las opiniones (bueno, no todas, pero no es tu caso), lo que no supone que las tenga que aplaudir. Es el caso de tu comentario. Respeto que opines así, pero no estoy de acuerdo. Intuyo que el tono de este último comentario tuyo es bastante peor que en el mío.

      Eliminar
    5. Obviamente era ironía... Pero hombre, tratar con ironía un comentario perfectamente plausible, libre y respetuoso.. pues creo que está fuera de lugar. Tiene un tufillo dictatorial. Parece que se trata de ver quién tiene razón o no, en función de tus creencias, en vez de sumar ideas y preguntas.
      Sobre qué comentario tiene peor tono... es obvio que el tuyo es irrespetuoso con una opinión, taxativo, y el otro simplemente es un comentario de una persona que está algo molesta por esta falta de respeto.
      Sin embargo no has dado ni una sola argumentación. Simplemente ninguneas el comentario, juegas con la ironía y simplemente dices que no estás deacuerdo... Insuficiente.
      Hay una frase, que centraliza tu argumentación, y que da mucho para analizar, pensar y profundizar:
      "Y siempre que las mujeres tienen en sus cuerpos el poder, aunque sea por imposición natural, se extienden como la peste quienes intentan controlar ese poder excusándose en 'la moral'. "
      Si es a la naturaleza a la que hay que atender en última instancia para dirimir qué es justo y qué no, vosotras tendríais la decisión final, porque es vuestro cuerpo, pero eso implicaría otras cuestiones:
      por ejemplo, que no deberíais tener los mismos derechos laborales, sueldos etc que un hombre, por imposición natural y un simple cálculo numérico... y me apuesto un brazo a que no estais deacuerdo con esa aseveración. Como tampoco lo estoy yo.
      Hay más ejemplos pero no quiero extenderme... acabaré diciendo que la moral y la ética deben estar por encima de nuestra naturaleza animal básica. Y como vengo diciendo, se trata de lanzar ideas al aire, no de que me aplaudas o señales tu desacuerdo. Se trata de ampliar un debate que tiene muchísimas aristas y que en ningún caso se puede cerrar de esa manera, porque tiene implicaciones en otras areas y es lo que me hubiese gustado abordar y analizar para llegar a la conclusión, en mi opinión, que ni mucho menos es aceptable la frase capital de tu argumentación "Y siempre que las mujeres tienen en sus cuerpos el poder, aunque sea por imposición natural, se extienden como la peste quienes intentan controlar ese poder excusándose en 'la moral'. "

      Eliminar
    6. "No deberíais tener los mismos derechos laborales, sueldos etc. que un hombre, por imposición natural y un simple cálculo numérico", ¿eso impone la naturaleza? ^^ Estoy deseando saber ese cálculo numérico. Y, de hecho, las mujeres ya cobran menos que los hombres, tengan o no hijos, ¿eso también lo dicta la naturaleza?

      Eliminar
    7. Claro! Ese es el tema... las mujeres cobran menos y es un foco de lucha por la igualdad... obviamente, por imposición natural (parís, os embarazais, cogeis la baja etc) teneis esa "limitación" que puede empujar a los empresarios a emplear menos mujeres, o pagarles menos, sobretodo si están en edad de procrear. Es un hecho esta circusntancia.
      Yo estoy tambien en contra, porque si no hay embarazos no hay futuro. Así que vuelvo a repetir, ¿hay que dejarse llevar por las imposiciones naturales o hay que debatir desde un punto de vista ético y de la moralidad? ¿sólo hay que tener la imposición natural cuando os interesa o todos los temas deberían ser debatidos desde el punto de vista de la igualdad y la moralidad?
      Como vengo diciendo, no es un tema tan sencillo como "nosotras parimos nosotras decidimos", porque esa aseveración tiene implicaciones en otras áreas de la vida de las mujeres.

      Eliminar
  6. Lo que se me quedó en el tintero...

    Igualmente estoy en contra de aquellos que intentan imponer su opinión a toda costa y quieren forzar a los demás a vivir sus vidas como ellos quisieran que fuesen.

    ResponderEliminar
  7. Completamente a favor del aborto. Opino lo mismo que tú en todo. Abortar no es plato de buen gusto, y tener un hijo sin desearlo mucho menos. Qué rabia me da que los hombres quieran tener poder en algo por lo que ellos no pasan.

    He tenido un hijo, es lo más bonito que me ha pasado nunca, pèro un parto es una experiencia traumática que no quiero volver a pasar. El dolor que sentí, el que no estuviese a tiempo de ponerme la epidural, los forcéps... en fin, no tenéis ni idea amigos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor asesinen al bebé antes que nazca, así se ahorran la molestia

      Eliminar
  8. Por cierto, muy interesantes los resultados de este estudio: http://fundacionsexpol.blogspot.com.es/2013/10/el-uso-de-la-pildora-poscoital-en.html

    ResponderEliminar
  9. Me ha gustado mucho este post, muy intenso.

    No puedo decir que esté a favor del aborto porque me parece una situación por la que ninguna mujer debería pasar jamás. Como ya han dicho en varios comentarios, muchos deben de pensar que es como ir a quitarse una muela. Y yo, de encontrarme en esa situación, no sé si lo haría. No lo sé por lo mismo, porque es una situación extrema y uno nunca sabe cómo va a reaccionar en un momento así.

    Pero, y ahora viene el pero, estoy TOTALMENTE a favor de que la mujer (o las parejas, porque a veces el asunto es cuestión de pareja) decida. Y no sólo porque a mí no me va a decir ningún hombre qué hacer. Un hombre que a veces es político y se deja llevar por los votos y los intereses. Un hombre que otras veces lleva sotana y que, en teoría, debería ser virgen a los sesenta. Y a veces, también lo dicen mujeres. Y lo más curioso? Pues que muchos, muchos de ellos quieren prohibir el aborto, pero en caso de ser ilegal (como sucedía en la dictadura), cuando sus hijas adolescentes o sus amantes caen embarazadas, las llevan al extranjero para que aborten, disimulado el viaje en un fin de semana de compras en París. Y como ante todo, me matan las injusticias y una pobre debería tener los mismos derechos y oportunidades que una rica, estoy a favor de que el aborto sea legal.

    PD Me he encendido un poco, no? Es que el "sr" Gallardón me rapatea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chapó por tu comentario. Y sí, te has encendido, jeje.

      Eliminar
  10. Es un tema que no deja indiferente a nadie. Me considero totalmente a favor del aborto y aunque dependería de la situación defiendo a la mujer para que tenga la decisión final sin entrar en porcentajes.
    Tampoco quiero dejar sin comentario que debemos ser consecuentes con nuestras acciones . No vale todo para abortar o despreocuparse de como se practique el sexo porque luego se puede abortar ... esto no lo defiendo en absoluto y tristemente es algo muy común.
    Gran post Dora.

    Madrileño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo lo que dices y, por supuesto, el problema de base en todo esto es la educación sexual. Ahora, creo que el porcentaje de personas que piensan así es bajísimo. Especialmente porque abortar es tan doloroso como si te arrancasen la carne del útero a cachos. Así que...

      Eliminar
  11. VIZ. Hola a todos.
    Es la primera vez que comento a pesar de llevar leyendo el blog casi desde que empezó, aunque como en este caso tarde en leerlo. Por cierto, felicidades Dora, me he vuelto un adicto al blog.
    Entrando en materia, siempre en mi opinión y sin ánimo de ofender a nadie, creo que una mujer debería tener el mismo derecho a ser madre que a no serlo. Con esto me refiero a:
    Una mujer puede recurrir a la inseminación artificial o fecundación in-vitro con pareja y sin pareja que aporte el esperma, y ya a casi nadie se le ocurre pensar en prohibir a una madre, que no puede tener hijos o que su pareja sea estéril o incompatible o lo que sea, recurrir a estas técnicas. Ni a nadie se le ocurre que un hombre decida por la mujer y la obligue a inseminarse o a implantarse un ovulo fecundado contra de su voluntad.
    Creo que deberían ser más coherentes con las leyes.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Tu opinión es bastante cercana a la mía.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. No tengo una opinión rotunda sobre el tema pero si que me planteo unas cuantas consideraciones:
    - La decisión final pertenece a la mujer por algo es su cuerpo y le afecta principalmente a ella.
    - En caso que el chico no quisiera el niño pero la chica si, no creo que el chico tuviera de hacerse responsable de él.
    - La iglesia jamas aceptará el aborto, es imposible,si eres creyente crees en la existencia del alma y por tanto cuando se produce la gestación se adquiere el alma y se es persona. Si la iglesia aceptara alguna vez el aborto dejaría de ser una religión y para mi eliminaría la base sobre la que se sustenta que es la existencia del alma.
    _ Por ultimo, si en el futuro, la gestación y/o la fecundación se produce en una incubadora; que derechos prevaldran,¿los de la mujer?¿los del hombre? ¿los del ovulo fecundado? porque el argumento "es mi cuerpo es mi decisión" ya no prevalecerá porque si en vez de practicar el aborto se sustrae el ovulo fecundado y los progenitores pierden sus derechos sobre él al no quererlo( pasando a depender del estado), ¿tendran derecho estos a pedir su destrucción haciendo prevalecer sus derechos sobre los del embrión?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, lo que planteas está bastante lejos de la realidad actual. Sería incauta si diese una respuesta a eso, cierto es que habría que pensarlo muy mucho, pero entiendo tu planteamiento.

      Eliminar
  13. hola, soy una mujer de 52 años, a casi de vueltas de todo. pero veo que los años que he vivido me sirven para ver lo poco que se ha avanzado en cuestiones tan rotundas como el aborto. Creo que el aborto es decisión de la mujer, por una simple cuestión: si no deseas ser madre ¿para qué pasar por un embarazo que no deseas?, creo también que la gente está muy equivocada, y como bien dices Dora, no es fácil para ninguna mujer pasar el mal trago del aborto. Ya con el raspado es más que suficiente el comprender el dolor tan grande que se siente, y luego queda la cuestión de los propios sentimientos. En fin, espero que las nuevas generaciones (mi hijo tiene 15 años) sean capaces de hacer el sexo con seso, disfrutar a tope, pero a sabiendas que casi ningún método anticonceptivo es 100% seguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón! Mamá, si no deseas ser madre, asesina a tu bebé antes que nazca, esa es la solución a todos los problemas.

      Eliminar
  14. Qué bien! qué bien! Al parecer aquí todo el mundo está a favor de asesinar niños! Y con el agravante de que este bebit@ ni siquiera pueden defenderse! Y se jactan de ser muy independientes y muy modernos. La verdad que esto me parece increíble...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si de verdad dos células te parecen un 'bebit@' creo que o tienes pocos conocimientos sobre biología, o simplemente tienes un fanatismo religioso que te impide ver más allá. Mi cuerpo, tu cuerpo, el cuerpo de todos; cada cuerpo es del individuo que vive en él. Si yo muero, y NO quiero donar mis órganos, NO se donan. Me estás diciendo que puedo negarle la vida a una persona VIVA (que respira, tiene conciencia y pensamiento, etc.) pero no puedo hacerlo a algo que ni siquiera es considerado un feto (son meramente células multiplicándose que no han sufrido ningún tipo de especialización, tan 'humanas' como las de la piel de un delfín, por ejemplo). Estás anteponiendo los derechos de mi persona a los de una 'persona potencial'. ¿De verdad?

      ¿No crees que ya hay suficiente gente en el mundo hambrienta y miserable?

      Eliminar
    2. No caigas en ese recurso barato de descalificar mi opinión diciendo que soy "fanático", o "religioso". El debate se da con razones claras y concretas.

      Estoy de acuerdo que a lo largo del tiempo la mujer ha sido maltratada y oprimida. Soy de los primeros en contra de ese machismo tan arraigado, y es bueno que poco a poco en la actualidad todo vaya mejorando, aunque falta mucho por hacer. Sin embargo el aborto siempre será injustificable.

      Toda persona sabe que al tener relaciones sexuales, puede procrear un bebé. Es lo normal. Pueden cuidarse si quieren, pero deben tener la suficiente responsabilidad de aceptar lo que viene si quedan embarazadas.

      Yo hablo del más fundamental de los derechos. Si se incentiva a las mamás a asesinar a su bebé... de verdad crees que la sociedad podrá respetar todo lo demás?

      Según lo que tú dices, a partir de qué fecha del embarazo se considera persona al bebé? Hasta qué fecha del embarazo se puede matar con la excusa de que se trata de un "tejido sin especialización"? Creo que es absurdo discutir sobre eso.

      Abortar es eso: asesinar. Y encima alguien que no puede defenderse. Finalmente, de verdad crees que un acto tan negativo le dará tranquilidad y plenitud a la mujer?

      Eliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dora, no sigas hablando de este tema de forma tan superficial. Veo que tu blog tiene muchas visitas, y lo que dices del aborto confunde a mucha gente.

      Soy hombre y me considero feminista. Si tú también lo eres infunde el orgullo de ser mujer, y el respeto a la vida. No crees que es absurdo luchar por la igualdad y por los derechos de la mujer, si ustedes mismas faltan al más fundamental de los derechos y no respetan esa vida que tienen el privilegio de llevar dentro?

      Eliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  17. La verdad es que tienes toda la razón, las mujeres debemos de empezar a ser mas contestonas y salir de una vez por todas del proteccionismo de los hombres, hay cosas que como tu defines, es nuestro cuerpo, pues es nuestra decisión.
    Hacer pedagogía o política sobre este tema es una verdadera falsedad por parte de los hombres, ellos nunca van a poder comprender si queremos o no ser madres y bajo que circunstancias, ¿que sabrán ellos sobre el llevar un ser vivo dentro de ti misma?, es lo mismo que si opinasen sobre llevar puestas unas bolas chinas.
    Parece mentira que muchos políticos se metan en este tipo de berenjenales, de todo no pueden entender.

    ResponderEliminar
  18. Si, tu eres tu propiedad(esta palabra me suena pretenciosa)me parece mas precisa usufructuaria.No tienes que decir nada a nadie, haces y basta.Ahora si quieres adhesiones uno no te la da.Me parecen caprichos, el soy demasiado joven, ahora no me veo capaz, a mi edad con lo que tengo que hacer....

    ResponderEliminar
  19. Como hombre, padre de una hija a la que adoro, vasectomizado y que jamás se planteó hacer que su pareja femenina usara anticonceptivos hormonales habiendo métodos de barrera tan simples como el preservativo, estoy de acuerdo contigo.
    Uno ya tiene una edad y recuerda historias tremebundas previas a la ley del aborto del 1992, carnicerías en la cercana Portugal, junto con el yuyu de hacer el amor con tu pareja y afrontar las consecuencias si algo fallaba.
    O si tenías posibles, a London (UK).
    Es escandoloso que la caverna intente volver a situaciones de doloroso recuerdo.
    Yo escarmenté en cabeza ajena por dos primos que "preñaron" a sus respectivas, la única opción dada la situación económica era casarse, a uno le fue bien, a otro le fue ... mejor no contarlo...

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?