sábado, 7 de diciembre de 2013

Voy a romperte en pedacitos

Trilogía Voy a romperte en pedacitos de Hermes Solenzol
Imagínate, si es que puedes, que naces durante una dictadura, que tu familia pertenece al Opus Dei y que sospechas que eres masoquista. Mejor, masoquista y mujer. Tu faceta de sumisa encajaría bien en el entorno, pero... ¿dolor como placer sexual? Serías una desviada, como mínimo. Imagínate que, durante un viaje a Francia, descubres en un cine Historia de O y entras en la sala acompañada de un joven sádico que no sabe aún que lo es. Y que después de esta inspiradora sesión, se abre un mundo nuevo para ti que se te presenta en forma de una buena tanda de azotes.