domingo, 18 de mayo de 2014

Mentir es de cobardes

Fotografía de tumblr.com
Hace tiempo, un amigo (que a día de hoy es mi pareja) me preguntó por una cosa que me fuese imposible perdonar. No contesté lo primero que se me pasó por la cabeza, sino que aproveché la ocasión para reflexionar sobre algo que nunca me había planteado. Era una buena pregunta que requería una buena respuesta.