viernes, 19 de septiembre de 2014

Si el amor aprieta, no es tu talla

Fuente: Tumblr.com
"Si el amor aprieta, no es tu talla". El otro día topé con esta frase en mi muro de Facebook (no sé de quién es) y, directamente, la "compré". Entiendo muy bien, y en primera persona, lo que significa. Y creo que no soy la única. Estoy segura de que muchas mujeres comprarían esa frase también (¿y hombres? que se manifiesten). De hecho, he decidido usarla como mantra. 

Como bien dictan las estadísticas, los veranos (o su final) traen consigo un alto número de rupturas de pareja. Hasta ahora no había sido muy consciente de esta realidad, pero este año, más que nunca, lo he visto claro. ¿Casualidad? Pues no lo sé, pero la verdad es que no me gusta ver a nadie sufrir por amores que no merecen la pena (independientemente de si las personas implicadas en esos amores la merecen o no).

Vayamos por pasos. Yo tuve una relación muy larga. Tan larga como desastrosa, dolorosa y tortuosa. Más de 7 años intermitentes en los que perdí mucho tiempo, autoestima, energía, kilos y posibilidades de conocer otras camas (y eso que no perdí TODAS las posibilidades, que tonta no soy). Un día, después de cinco años de relación, dije "el problema no es que no me gustes [el problema era precisamente que sí me gustaba], el problema es que no me gusta la persona que soy cuando estoy contigo". Touché. Creo que es una de las peores cosas que alguien te puede decir, sinceramente. Y aún así tardé dos años más en mandarle a tomar por culo, y eso que ya no sentía nada que pudiera parecerse ni lo más mínimo al amor (daré detalles en otro momento).

Pero toda experiencia tiene su valor. Y en este caso también lo tenía. Aprendí algo que tengo grabado a fuego: No importa el amor ni lo buena que pueda parecer una persona, ni lo que te guste, ni lo guapa que sea, ni lo bien que folle, SI NO TE HACE SENTIR BIEN, CORTA. Y en estas últimas semanas he compartido mucho esta lección con personas a las que aprecio, porque creo que nadie merece un amor que genera inseguridad, insomnio, falta de apetito y ganas de llorar. Nadie excepto quienes lo generan, a quienes no les viene mal un poco de su propia medicina. Aunque asumamos que estas cosas son de dos.

¿Por qué seguimos ahí, a pesar de todo? Por amor. ¿¿¿Por amor??? ¡venga ya! Eso NO ES AMOR. Eso es, en todo caso, falta de amor. Nadie nos enseña lo importante que es quererse uno mismo. Y quererse demasiado es de "creídos/as". Así que confundimos el amor con la necesidad, porque sí nos han enseñado (las películas, los libros, los padres, los abuelos...), de una forma muy naïf, que somos media naranja deambulando por el mundo buscando nuestra otra mitad. Y nos lo hemos tragado.

Pensamos que por el amor hay que luchar. No perdona, por el amor no hay que luchar, que esto no es la guerra. En todo caso, en el amor, hay que trabajar. Porque no nos equivoquemos, en las relaciones EL AMOR NO ES SUFICIENTE. No basta con querer y menos aún con decir "no, es que esta es mi forma de querer". No, hay que trabajar. Hay que ganarse la confianza y el amor del otro, respetar, empatizar, esforzarse por aprender a comunicarse, no creer que podemos hacer o decir cualquier cosa sin consecuencias sólo porque "el amor lo perdona todo". 

Hay que trabajar mucho las actitudes propias, los tonos fuera de lugar, los espacios propios y los espacios del otro, la confianza en uno mismo, reflexionar sobre cómo nos sentimos, cómo nos hace sentir nuestra pareja y cómo creemos que hacemos sentir a nuestra pareja, ser justos... 

¿Mucho trabajo? Pues ahí tenéis MI clave para que una relación funcione. Una es esa y la otra es directamente no hacer nada y aceptarlo todo. Allá cada cual. Aún así, nadie te asegura al 100% que va a funcionar. Así que al menos hazlo bien y disfruta del momento de forma sana e independiente. Que nadie te tenga que recordar como aquella persona con la que perdió tanto tiempo de su vida y que tú no tengas que recordar a nadie de esa manera tampoco.

No perdáis demasiado tiempo llorando por "amor". A veces no es cuestión de que nuestra pareja sea mala persona ni que nosotras/os lo seamos, es cuestión de que nuestros "yos" no encajan. Y ya. Sé bien que, por mucho que te diga la gente (y menos quien no conoces de  nada), las decisiones has de tomarlas tú, pero a veces me da tanta rabia ver cómo sufrimos más tiempo del estrictamente necesario que me siento en la obligación de aportar mi granito de arena. Quien lo necesite y lo quiera que lo coja. Yo estaré encantada de seguir compartiéndolo.

33 comentarios:

  1. Me gusta mucho tu prosa, es tan real! Totalmente de acuerdo con el contenido.

    ResponderEliminar
  2. El amor solo debe apretarnos el corazón con un beso ;-)

    ResponderEliminar
  3. Pandoraaaaa, yo dejé un comentario bastante elaborado en el post sobre el coito y quería tu respuesta y opinión.... :(
    ahora me siento totalmente ignorada e inútil.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento Carlota, me pillate de vacaciones y sin wifi. Verás que no repondí a la mayoría de los comentarios, aunque lo leí y me acuerdo. En cuanto tenga un rato lo recupero y te contesto como mereces. Un beso.

      Eliminar
  4. Ay Dora, pides reflexión. Reflexionar es justo lo que no hacemos cuando las hormonas están alborotadas y el enamoramiento lo ocupa todo. Tú ahora estás en una relación muy satisfactoria y te sientes fuerte para escribir lo que escribes. Por supuesto que también entra el juego la madurez, los años, la experiencia que uno va ganando, pero ¿qué habría ocurrido si por mala suerte esa relación que tienes ahora fuera conflictiva? ¿Habrías podido cortar por lo sano con el enamoramiento en lo más alto? Si es así, mi admiración.

    Algunas personas (¿muchas?) se enamoran de imágenes idealizadas. Comparten sus vidas con amantes de personalidades con las que, como bien has dicho, no terminan de encajar, pero por dentro fuerzan versiones imaginadas de esos amantes, construidas con trocitos de realidad. "Hace meses que no me da un achuchón de los que me dejan temblando, pero el otro día se le cayó la baba con el niño del vecino, así que tierno/a sí que es. Voy a seguir con él/ella un poco más, a ver si espabila". Pues no, mira, estás queriendo a una persona que ya ha dejado de dedicarte su ternura. Espabila tú.

    ¿Y por qué ocurre esto? No creo que sea en todos los casos, pero te diré que ahora sé, por ejemplo reciente de un conocido, que hay personas que NECESITAN tener a alguien a su lado para no sentirse unos fracasados. Necesitan mostrarle al mundo que también a ellos les quieren, que también ellos están en el carro de los "privilegiados" que han encontrado un alma gemela. No te detallaré más por aquí.

    Otro gran problema es el concepto de "amor incondicional". Cuánto daño ha hecho. En fin, que hay mucho "amor" muy mal entendido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy tienes mucha, mucha razón. Por eso digo que es muy difícil hacer caso de lo que te dicen o de la teoría, porque al final las decisiones se toman en tu interior y no es nada fácil. Que me lo digan a mí.

      ¿Qué habría hecho yo si me hubiese tocado otra relación conflictiva? Bueno, eso tampoco se sabe. Yo soy la primera que cuando alguien dice "a mí eso no me pasaría", respondo que eso no se sabe, que nadie se metería en un pozo sin escalera de saberlo (o casi nadie, también es cierto).

      Ahora bien, también creo que en un alto porcentaje de los casos existen importantes indicios desde el principio, de los cuales yo he aprendido a huir. No sé si mi aprendizaje es infalible porque, como bien dices, ahora tengo una relación sana y satisfactoria (y que dure mucho), pero me gusta pensar que mi cupo de amor tóxico ya está bien cubierto en mi vida :-)

      Qué difíciles son las relaciones humanas en general.

      Eliminar
  5. Cierto, el amor no debe apretar, sino liberarte y hacerte crecer como persona, sacar lo mejor de tí...
    Me siento tan identificada, he vivido oprimida, me han hecho mostrar la peor cara, me han cortado las alas, me han mentido, me han utilizado y ni siquiera me han dado nada a cambio...he pensado durante tanto tiempo que era algo normal, que no merecía más, que incluso dejé escapar el amor de mi vida mientras sobrevivía en una relación de mentiras...
    Así que nunca te quedes con quien te haga llorar, con quien no te de alas, con quien no te comprenda, con quien no sepa escuchar, con quien no te valore....por favor, por mucho que duela, por muy sola que creas que vas a estar....eso NO es amor de verdad, es pura rutina, pura necesidad de compañía y no merece la pena...
    No malgastes tus risas, tus emociones, tus ilusiones con la persona equivocada porque te arrepenterás toda tu vida y no tendrás otra oportunidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga, por supuesto que tendrás más oportunidades, no debemos pensar eso, porque en esta vida nada es definitivo y todo depende en gran parte de lo que nosotros mismos hagamos. Puede que perdieses un gran amor una vez, pero estoy segura de que llegará otro que te podrá hacer igual o más feliz. Lo importante es salir de relaciones como la que cuentas.

      Un beso grande.

      Eliminar
  6. Interesante artículo...hasta que haces apología del adulterio. Si tantas ganas tenías de probar otras tantas camas, deberías haber tenido la decencia de comentárselo a ese que "no te quería bien". Porque,quizás, ese pobre diablo personificado (y si lo ha hecho me callo) también quería probar tantas o más camas que tú. Pero quizás no lo hizo por respeto, aunque no te haya sabido querer.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario, querido John, es un poco aventurado. Más que nada porque en ningún momento te has parado a preguntar cuáles fueron los hechos de esa relación de la que hablo antes de decidirte a lanzar al vacío con tu opinión.

      Quizás si das la vuelta a las cosas siento que de algún modo estás defendiendo a las mujeres que, como en mi caso, sufren durante años tantas infidelidades que no se pueden contar con los dedos de las manos. Y todo el mundo lo sabe menos nosotras, que estamos tan apaleadas emocionalmente por una relación del todo tóxica e insana que somos incapaces de sacar un poco de amor propio y sacar a esos "pobres diablos" como tu bien dices (yo diría "malditos cabrones") de nuestras vidas.

      Y cuando un día despiertas de ese letargo tonto en el que estabas, decides (y mal hecho) vengarte a su modo y hacer lo mismo. Gran error, porque lo mejor es cortar por lo sano. Por lo que ni mucho menos hago apología, cosa que no sé de dónde has sacado, ya que sé que nunca está bien hecho. Ahora, también reconozco que jamás me he sentido ni un poco culpable por nada de lo que he hecho.

      Y aparte, como habrás podido leer antes de llegar a esa frase, he dicho que fueron 7 años intermitentes, lo que significa que cuando no estábamos juntos, hacía lo que me salía del mismísimo.

      No tendría por qué pararme a contestar un comentario hecho con tanto prejuicio y tan poco conocimiento, pero si algo me toca la fibra es que alguien opine sobre la vida de los demás sin tener ni idea ni querer tenerla. Y como si hablo tengo que asumir que se me critique, también aprovecho para contestar lo que quiero. Al fin y al cabo son mis palabras y es mi blog.

      Y ojo, que aunque todo suene por escrito con mal tono, te aseguro que no es mi intención y que me encanta "debatir", responder y, con un poco de suerte, cambiar la opinión de gente a la que creo que merece la pena repsonder (si no ni me molesto).

      Eliminar
    2. Aprecio tu larga y educada respuesta.

      Sí, ahora veo que me he aventurado, pero con la poca información dada sobre si esas camas fueron probadas en períodos de entreguerras o si él también lo hacía, solo pude prevenirme diciendo "y si lo hace me callo". Tampoco puedo preguntarte, como dices, pues es un artículo no una mesa redonda.

      Lo que quería expresar es mi rechazo a ese modo de operar de muchas mujeres, que supongo que conocerás de algún modo, que consiste en: como mi novio me trata mal (o lo que yo considero mal), tengo vía libre por la carretera de la moral para tener sexo con quien quiera. Y no, no es así. Si tu pareja te trata mal o te apetece sexo con otros, no pongas la excusa de "mi novio me trata mal", exprésalo y jugamos todos al mismo juego.

      Con tu respuesta ya he visto que no haces apología de ello, te pido disculpas. Un saludo

      Eliminar
  7. Precioso artículo, Pandora, de lo mejorcito que has escrito. Me gusta que te arriesgues a hablar desde tu experiencia personal... Y eso que siempre hay alguno que se aprovecha para sacar a pasear sus aires de superioridad moral. Lo malo de cuando escribes así es que no me dejas ni una rendija para llevarte la contraria, y tengo que escribir comentarios tan aburridos como este. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Hermes por tu apoyo y tus palabras. Sabes que siempre son de gran ayuda. Un beso grande.

      Eliminar
    2. Esa es la palabra: precioso! Seria tan saludable que estos conceptos se divulgaran mas...Dora, has estado clara, sabia...Cierto: "luchar" por una relación... "Sacrificio", son palabras para enterrar. Estamos en el siglo XXI! Ahora, si no somos NOSOTRAS mismas, toca "si, te quiero, me gustas, me quieres, pero te dejo".

      Felicidades

      Eliminar
  8. Curioso pero detecto un poso masculino a eso de "no ponerle fin" a una relación después de cinco años, siempre he relacionado esa "cobardía" más propia de hombres hasta que no hubiera otra cosa que en las mujeres, por eso y por otros artículos que te he leído me extraña tanto hasta tu reflexión de que si no te hace sentir bien "corta".
    Siempre he visto una relación como dos engranajes girando, si encajan los dientes la cosa va sobre ruedas y si encima se le pone el "lubricante" para que eso gire la cosa puede funcionar aunque no hay nada ni nadie que pueda evitar objetos extraños que hagan que eso gripe.
    Como apuntas, nada ni nadie nos convencerá de que si algo no ha funcionado y a ti te gustaba no te haga "llorar", ni seremos los primeros ni los últimos, además necesitamos dar idas a los guionistas de las series de TV o los culebrones, seamos "buenos" y demos un poquito de carnaza a la gente de Hollywood y a los poetastros aunque eso si, sin pasarnos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucha razón Iván y me gusta tu metáfora de los engranajes para las relaciones. Efectivamente, hace falta lubricante aunque siempre pueden entrar objetos extraños entre medias.

      Ahora, lo que no creo es que ese "no ponerle fin" a las relaciones hasta que encuentren otra sea típicamente masculino porque sí. Creo que. como bien dices, es cuestión de cobardía y a veces esa cobardía es la consecuencia de, como decía más arriba en el comentario de John Peibol, relaciones que te tienen apaleada/o emocionalmente (mi caso). Aunque no siempre, a veces uno es cobarde porque sí, ese es el caso de los hombres a los que te refieres, que no saben estar solos porque, como decía V. en otro comentario, también es un modo de reconocimiento social tener una pareja [por desgracia]. Y otros es simplemente porque tienen una jeta que les llega al suele (caso de mi ex).

      Eliminar
  9. No perdiste la oportunidad de probar otras camas porque no eres tonta?? Hay has perdido mi interes. No solo has engañado, sino lo q es peor, pareces ver que, aunque tu pareja fuera una mierda, tu la has engañado y no pareces sentir remordimiento alguno. Te suena la palabra fidelidad?? Pues ha todo lo q has dicho de trabajar q esta muy bien, añadele para ti esa, fidelidad, porque creo q todavia es mas importante. Yo estuve en una relacion que empezo con engaños..y se de sobra lo q se pasa.. Te has preguntado si con tus actitudes..no has hecho que tu pareja sea peor?? En fin... Otra cosa..no llego como uno puede estar 7 años, en una relacion tan tormentosa.. A ver, puede ser un año malo..dos..pero 7? Y q no suceda nada para q lo dejeis? Quien soy yo para decir nada, aunque lo haga..pero no me veo ese tiempo asi de mal con alguien. Espero que leas el comentario y sepas entenderlo. Precisamente el mayor miedo que tengo para tener otra relacion, es la facilidad con las que las/los (mujeres en este caso) ven el engaño, y su nulo arrepentimiento. Pd: mi ex pareja se arrepentio mucho...pero de nada sirvio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toma como respuesta la misma que he hecho más arriba a John Peibol. Al fin y al cabo, si ni siquiera eres capaz de dar un nombre con esas palabras tan poco acertadas, no creo que esperes de mí una respuesta mayor.

      Eliminar
  10. Totalmente de acuerdo con tu entrada, Pandora. La vida ya es demasiado dura por sí misma, no sé por qué nos empeñamos en añadirle sufrimiento y en creer que en el amor hay que pelear y no trabajar como dices, o eso de que "los amores más reñidos son los más queridos" y demás tonterías. Se nos olvida muchas veces sopesar lo bueno y lo malo en la balanza y tendemos a veces a hacer que lo bueno pese más por añadir en ese lado expectativas, miedos, costumbre...
    El amor desde luego no debiera apretar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es querida Rita. Yo también creo que el amor no debe apretar. Cierto que no siempre es todo de color de rosa, por eso hay que trabajar, pero de ahí a "luchar", no lo veo.

      Un abrazo y gracias por dedicar un poco de tiempo a comentar, se agradece :-)

      Eliminar
  11. Gracias por publicar esto <3 hace días me enteré q mi relación de 5 años era una mentira total. Me sentí humillada y usada. Perdí autoestima, tiempo, y seguridad en mí misma! Aparte que desconfié de mi sexto sentido. A la vez le doy gracias a Yisus por quitarme ese mal karma de mi vida! Ahora estoy sola y feliz, y me di cuenta de el amor está en todo lo que nos rodea solo hay que aprender a visualizarlo.

    ResponderEliminar
  12. Nos pasamos la vida complicándonosla y, a veces, los que están a las puertas de dejarla tienen la oportunidad de darnos un bofetón en la cara para que nos dejemos de tonterías.

    No me gusta citar al Huffington pero hoy está justificado. Mira lo que escribió la articulista Charlotte Kitley pocos días antes de morir de cáncer. Su falta de dramatismo y su lenguaje directo al grano me han encantado:

    "Abrazad a esa persona que queréis y si no os devuelve el abrazo, encontrad a alguien que sí lo haga. Todo el mundo se merece querer y ser querido. No aceptéis menos. Buscad un trabajo que os guste, pero no os hagáis esclavos de ello. Al final, en la lápida no pondrá "ojalá hubiera trabajado más". Bailad, reiros y comed con amigos. Las amistades verdaderas, fuertes y sinceras son un privilegio y una elección que tenemos que hacer, no como la lealtad que debemos mostrar por un vínculo sanguíneo. Elegid sabiamente a vuestros amigos y queredlos con todo vuestro amor".

    A quien le interese, puede seguir leyendo aquí: http://www.huffingtonpost.es/charlotte-kitley/y-todo-llega-a-su-fin_b_5861814.html

    ResponderEliminar
  13. Me quedo con que el amor hay que trabajarlo,día a día,amando a la pareja,respetándola,siendo complices,compañeros,entregandose,compartiendo alegrías y sinsabores.Despues de 25 años con mi pareja,creo que hemos pasado por distintas fases en nuestra relación.El amor no es igual cuando te enamoras o cuando llevas un par de años,que cuando el paso del tiempo juega su papel.
    Quizá este amor no sea tan pasional,ni emocionante ni efervescente,pero nos sentimos mas unidos que nunca.Hay una dependencia bien entendida,nos echamos de menos,nos necesitamos y nuestra compenetración ha ido en aumento con los años,incluidas las crisis que hemos pasado.
    Esta es mi historia y os puedo asegurar que de idílica no tiene nada,tenemos nuestras carencias,pero trabajamos para superarlas y lo hacemos a nuestro modo,porque realmente creo que en cuestiones de amor no existen las recetas mágicas.

    ResponderEliminar
  14. Acabo de descubir tu blog, me ha encantado...!!! cierto que no se debe sufrir por amor, que primero nos tenemos que querer a nosotros mismos etc etc... que en una pareja los dos tienen que esforzarse, trabajar...!!! correcto!!! pero que opinas de esto?? te cuento: tengo un NO novio desde hace 4 años, me demuestra cariño, confianza, respeto, empatía, se desvive en detalles cotidianos, me cuida, se lo curra a tope!!! vive pendiente de mi y de todo lo que me pasa diariamente....pero jamas me ha dicho que me ama, nunca una frase de amor, viajamos juntos, compartimos mesa y cama, no casa....y para mi después de tres años fue insufuciente, pero seguí otro año mas ...hoy estoy vacia y coja de unas cosas y a la vez llena de otras, de momentos fantasticos, pero al final de estos 4 años, me siento hueca, con un buen amigo eso si!!! nuestro sexo es maravilloso, el mejor de mi vida!!! nuestros encuentros deliciosos a todos los niveles, pero sigo hueca, sin proyección, sin rumbo.... lo he dejado varias veces y a la semana estamos igual.... cuanto mas me alejo yo mas se acerca él....ni asumiendo que solo somos amigos, que ha sido una derrota en toda regla, he amado profundamente sin respuesta, le he querido por los dos...y te puedes creer que todavía sigo sin saber que siente por mi? en fin!! sería un claro ejemplo de amor que aprieta ??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida lectora... esa pregunta debes responderla tú misma. Es evidente que en esa fórmula de amor a ti te está faltando algo, pero también te digo que si aprieta, quizá sea por cómo nos han enseñado que tienen que ser las relaciones. Es decir, si a ti todo te gusta menos el hecho de que no te diga con palabras "te amo", es porque has aprendido que para que una relación sea verdaderamente una relación, hay que oír "te amo" de la boca de tu pareja.

      Y cuando lo oímos estamos tranquilxs. Fíjate, incluso cuando lo escuchamos a pesar de saber en lo más profundo de nuestro interior que no es cierto o que "esa forma de amar" no nos convence.

      ¿Por qué no sabes qué siente por ti si, según cuentas, lleváis años con una relación con un montón de cosas positivas? Te invito a preguntarte cuáles son las negativas y a reflexionar sobre tus respuestas. Poniendo encima de la mesa qué es lo que realmente a ti te falta y qué es lo que la sociedad te ha dicho que te falta.

      Por otro lado, me falta la versión de una parte. ¿Te has parado a hablar con él sobre esto? ¿A preguntarle qué siente realmente y qué quiere de esta relación?

      Eliminar
  15. gracias, lo necesitaba

    ResponderEliminar
  16. Pero si dices que el amor hay que trabajar, eso es parecido a luchar. Yo podría ser la parte de tu historia que te hizo perder tiempo. Hoy me dejaron y estoy destrozado, pues tuve muchos miedos, a vivir con ella a formae una familia, a tener hijos, hoy daría todo x eso y todo x culpa de mi cobardía y no salir de mi zona de confort. Quisiera que me diera otra oportunidad, estoy trabajando para eso, se le quita a uno el sueño, el hambre, pero ¿si no hago nada por recuperarla? Tambien me sentiría mas culpable. No me considero malo, nunca la engañé, pero si dejé de hacer cosas para poder surgir en pareja, como graduarme y conseguir un buen empleo

    ResponderEliminar
  17. Y si esa persona te hace sentirte bien, pero los «yos» no conectan? Le quiero, pero siento que vivimos en mundos diferentes. Y después de ocho años,parece que todo inteto de comunicación ha sido fallido, con intervalos de verdad, muchas risas y poco sexo.

    ResponderEliminar
  18. Y si esa persona te hace sentirte bien, pero los «yos» no conectan? Le quiero, pero siento que vivimos en mundos diferentes. Y después de ocho años,parece que todo inteto de comunicación ha sido fallido, con intervalos de verdad, muchas risas y poco sexo.

    ResponderEliminar
  19. Entonces ya es malo luchar?
    Ahora me vienen con qué ya estamos en el siglo XXI y qué le puedes botar sin remordimientos y coger como vil locos?
    Si lo que quería era un pretexto para estar en otras camas.
    Para qué se casan o tienen relaciones largas.
    PD. No entra mi perfil,mi nombre es Jesús!

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?