martes, 20 de enero de 2015

Mirar hacia atrás para seguir adelante

Fuente: Tumblr.com

En primer lugar, ¡feliz año nuevo pandoritxs! No lo había dicho hasta ahora, porque he estado desconectada a medias durante las fiestas y centrada en empezar bien este 2015. Como siempre, el cambio de año nos obliga a hacer las cuentas de lo que ha ocurrido durante los 365 anteriores y nos hace pensar en lo que queremos que ocurra los 365 siguientes.

No voy a mentir, 2014 ha sido un año complejo. Y a la vez que complejo, impresionante. ¿Complejo? Por una cuestión laboral. Ganarse el pan desde la independencia no es fácil y menos aún lo es ser autónoma, tener un negocio y apostar por hacer lo que REALMENTE quieres hacer (dedicarte a tu pasión, como he dicho alguna vez). Las preocupaciones económicas son una mierda y bloquean demasiado nuestros sueños (por desgracia). 

¿Impresionante? Las cosas suceden cuando realmente hacemos que sucedan. Es maravilloso. Veréis, gracias al balance que toca hacer cuando decimos adiós a lo que pensamos que es una etapa (un año, por ejemplo) y a mi espíritu reflexivo, he llegado a la conclusión de que si hace unos años alguien me hubiera dicho que mi vida hoy sería así, no me lo habría creído. Puedo decir que estoy cumpliendo mi sueño, pero nadie dijo que hacerlo fuera fácil. Todo tiene un precio.

Fuente: Tumblr.com
Por hacer un repaso:

- La sexualidad no sólo es mi pasión, sino que además es, oficialmente, mi campo de trabajo. Y de las formas más diversas: Vivo de escribir sobre sexualidad, de trabajarla, de mejorarla, de reflexionar sobre ella, de descubrirla y disfrutarla. El placer es mi modo de vida. Y gracias a mi formación e interés, puedo hacerlo con perspectiva de género, lo que para mí es muy importante y esclarecedor (¡tantos mitos! ¡tanta mala-educación sexual!).

- En línea con lo anterior, también he puesto en marcha mis sesiones de asesoría sexual para mujeres y para parejas y, además, mis talleres de Relajación por Autoplacer -que merecen un post aparte y son sólo para mujeres-. Además, pronto inauguraré mis reuniones del Club de lectura, reflexión y empoderamiento femenino. ¿Qué, os apuntáis? Me encantará conoceros :-)

- Tomar conciencia sobre mí misma, mi situación, mis metas, mis pasiones, mis fallos, mis defectos, MIS MIEDOS... y permitirme conocerme, me ha hecho ganar confianza, autoestima, fuerza, valentía, seguridad en mí, conocimiento de mi cuerpo y de mis emociones, identificación de prejuicios... Un trabajo que ni mucho menos ha terminado ¡sino que acaba de empezar! (en esto me ha ayudado mucho mi amiga y coach Gemma Panadés, con sus increíbles sesiones de coaching que tantas cosas me han enseñado a identificar y tantas barreras me han ayudado a echar abajo).

- Y para cerrar la lista, no puedo dejar fuera otro de los motivos que me ha hecho crecer. Cumplir un año de convivencia con una persona maravillosa con la que puedo tener (por fin) una relación basada en el amor (no en el amor romántico), el respeto, la comunicación, la comprensión, la exploración, el crecimiento, el trabajo, las ganas, la independencia y, POR SUPUESTO, la curiosidad sexual y la sensualidad como guinda del pastel. Sin límites establecidos. Quererse, pero no necesitarse. Ese es un buen punto de partida para emprender un viaje común. 

Fuente: Tumblr.com
Así que, ¿cómo voy a decir que 2014 ha sido un año malo? No. ¿Ha sido duro? Sí, pero no malo. En lo difícil encontramos muchas posibilidades que no hay que descartar. La vida nos la configuramos nosotras, con nuestras decisiones, nuestros intereses y nuestras ganas y esfuerzo. Pero no perdamos nunca el foco. A veces tenemos la sensación de que todo es una mierda porque las cosas no nos vienen regaladas, y nos olvidamos de prestar atención a lo que realmente tenemos, dónde estamos realmente y a todo lo que hemos crecido.

Haced la prueba. Viajad unos años atrás e imaginad que alguien os dijera cómo sería vuestra vida a comienzos de 2015. Y entonces preguntaros:

- ¿He crecido como persona?
- ¿Estoy haciendo lo que quiero hacer?
- ¿He escogido bien mi camino?
- ¿Me rodeo de personas que me inspiran y me hacen ser mejor?
- ¿Me quiero? ¿Me respeto? ¿Me cuido?
- ¿Disfruto de la vida?
- ¿Me gusta lo que hago?
- ¿Qué cosas creo que me faltan?

Y respondiendo a esas preguntas, reflexionad y tomad decisiones que os empujen hacia delante para que este año 2015 sea el comienzo de una nueva forma de vivir plenamente, felices con lo que somos y con la energía y la actitud necesarias para comerse el mundo y repetir. 

1 comentario:

  1. ¡Muchas gracias Dora! Qué bonito es que de vez en cuando alguien te ordene las ideas. Y si lo hace con tanta elegancia en la redacción, tantísimo mejor; puro placer, ¡vaya!. Un beso, no dejes de escribir.

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?